Capítulo 6: El sermón del monte

lucas6Contenido

Parte 1: Enseñanza sobre el sábado

El capítulo comienza con las enseñanzas de Jesús acerca del sábado, ya que se habían malinterpretado las enseñanzas de la Ley de Moisés y se había convertido en una carga que los fariseos estaban muy orgullosos de cumplir y exigir a los demás que cumplan. Así Jesús les cuenta la historia de David y los panes consagrados y en otra ocasión sana a una persona con la mano paralizada en un sábado

Parte 2: Elección de los doce

Jesús se aparta a un monte a orar y pasó toda la noche orando a Dios. Luego vuelve y elige a doce de sus discípulos a los que llamó apostoles: Simón Pedro, Andrés su hermano, Juan y Jacobo, los hijos de Zebedeo, Felipe, Bartolomé, Mateo (Leví), Tomás, Jacobo hijo de Alfeo, Simón el Zelote, Judas hijo de Jacobo y Judas Iscariote, quien sería el traidor

Parte 3: El sermón del monte

Es el relato de Lucas de la famosa predicación de Jesús conocido como el Sermón del monte. Esta es una versión más resumida de la que podemos encontrar en Mateo. Comienza con las Bienaventuranzas y los Ayes, luego la enseñanza sobre amar a nuestros enemigos, la enseñanza sobre no juzgar a los demás, la enseñanza sobre el discernimiento de las personas y por último la parábola de los hombres que construyen las casas, una en el cimiento sólido y la otra sobre la arena.

Personajes principales

  • Jesús: Más que nadie en este capítulo tenemos a Jesús como principal protagonista, desde la elección de sus discípulos y todas las enseñanzas del sermón del monte
  • Los doce apostoles: Son elegidos por Jesús y nombrados en el capítulo
  • Fariseos: Ponen a prueba a Jesús y sus enseñanzas. Luego empiezan a pensar que podían hacer en contra de Él.

Versículo elegido

v 35-36. ¡Amen a sus enemigos! Háganles bien. Presten sin esperar nada a cambio. Entonces su recompensa del cielo será grande, y se estarán comportando verdaderamente como hijos del Altísimo, pues él es bondadoso con los que son desagradecidos y perversos. Deben ser compasivos, así como su Padre es compasivo

Palabras clave

Elección, apostoles, sábado, enseñanzas, bendiciones, bienaventuranzas, ayes, juzgar, amar, enemigos, frutos, sermón, cimiento

Referencias

  • Hay una referencia a la historia de David y los panes de la proposición (1 Samuel 21)
  • El sermón del monte puede ser encontrado en Mateo 5-7

Ver el Plan de Redención

En este capítulo veo lo radical del mensaje que Jesús predicaba. No son palabras fáciles de escuchar, así y todo la gente se agolpaba en multitudes para oírlo. Esto da cuenta de lo impactante que era la vida de Jesús, de la autoridad con la que hablaba. Conociendolo, sabemos que Él no habla de estas cosas como quien establece estándares imposibles, sino que así fue su vida mientras estuvo aquí en la tierra. Él amó a sus enemigos e incluso dió su vida para que ellos sean salvos, porque la Biblia dice que nosotros fuimos enemigos de Dios, al darle la espalda y caer en pecado. El no nos juzgó, sino que nos amó y nos dió todo lo que más podía, su divina sangre y cuerpo, por cada uno de los seres humanos, el precio definitivo del amor que nos salvó. El maestro me enseñó con sus palabras, pero sobre todo, me enseña con su ejemplo de vida como yo tengo que vivir.

Enseñanza

Este capítulo es abrumador en lo que respecta a enseñanzas. Cada versículo es una enseñanza directa. El sermón del monte es una enseñanza increíble sobre la cual se han escrito libros y se han hecho análisis. Por lo que no pretendo hacer un análisis exhaustivo del mismo, sino más bien obtener enseñanzas que seguramente estén relacionadas con mi estado de ánimo y mi contexto actual y con aquello que el Espíritu Santo quiere enseñarme en este momento.

Lo primero que tomo de este sermón es lo que ya mencioné en el punto anterior, como todo lo que Jesús dice en estas enseñanzas se refleja en su vida. Me resulta increíble la parte en la que dice: “se estarán comportando como hijos del Altísimo”. Jesús quiere que nos comportemos de esta forma, porque así se comporta Dios.

No cabe duda de que si todo el mundo pusiera en práctica las enseñanzas del sermón del monte, viviríamos en una utopía donde nadie ofendería a nadie, todos viviríamos ayudándonos, logrando lo mejor de cada uno, sin rencores, sin resentimientos, obedeciendo a Dios y recibiendo la bendiciones que Él tiene para nosotros. Jesús puso la vara bien alta. Yo se que para llegar a esa altura, no me alcanza toda mi vida y al final de ella, todavía habrá una distancia infinita entre yo y Él. Jesús conoce mis limitaciones, es por eso que vino al mundo y murió por mi. Existe varios propósitos de explicitar los estándares de Dios:

  • Conocer la santidad y perfección de Dios
  • Reconocer que no podemos alcanzar esta santidad por nuestros propios medios
  • Saber que debemos esforzarnos con la ayuda del Espíritu que obra en nosotros para superarnos cada vez más

Las bienaventuranzas

Las bienaventuranzas son otro misterio. Bienaventuranza es, según el diccionario, “Prosperidad o felicidad humana”. Las bienaventuranzas enumeradas por Jesús son mensaje totalmente inesperado para cualquiera, donde las reglas de este mundo se invierten. Son las verdades del reino de Dios ¿Qué sentido tienen? ¿Cómo puede uno ser bendecido siendo pobre o estando triste? Lo cierto es que no sabía bien cómo interpretarlas, si bien me las han enseñado desde que tenía memoria. Para ayudarme a entenderlas recurrí nuevamente al libro El Jesús que nunca conocí de Philip Yancey. Él comenta que también tenía dificultades para entenderlas y que a pesar de no poder decir: “Las bienaventuranzas son esto: …”, si puede interpretarlas en al menos 3 niveles:

  • Son promesas pendientes: En la actualidad, los cristianos, al menos los de Argentina o de América, estamos tan cómodos con nuestras iglesias, sin persecuciones, etc., que a veces desacreditamos a las promesas futuras de las bienaventuranzas. No les damos el verdadero valor que estas tienen. Basta con escuchar algunos de los himnos compuestos por los esclavos negros cantaban, como “Pronto seremos libres, pronto seremos libres, cuando el Señor nos llame al hogar”. C. S. Lewis nos compara a los humanos a un niño que juega con lodo y sus padres lo llaman para ir de vacaciones a la playa por primera vez. Como no conocemos lo que nos espera, nos conformamos pasandola bien con lo que tenemos aquí en la tierra.
  • Representan el gran cambio de la gracia: Las reglas invertidas de las bienaventuranzas se contrastan con las reglas de un mundo sin gracia, donde los felices son los ricos, los seguros de sí mismos, los poderosos. Este mundo donde tengo que pelear por lo que es mío, donde tengo que esforzarme por superar a los demás.
  • Son una realidad psicológica: Este es un extenso punto del que habla el Sr. Yancey, el cual me pareció muy interesante. El punto es que conociendo a las personas que alcanzan las “bienaventuranzas del mundo”(Los grandes artistas, deportistas, famosos, poderosos, etc.), muchos tienen una vida miserable. Cuando conocemos a los que viven de acuerdo a las bienaventuranzas de Dios, ellos tienen una vida plena y feliz, sirviendo a Dios, por lo tanto son bendecidos.

Matías Salerno

Miembro de la Iglesia Asamblea Cristiana de Villa Devoto. Discípulo de Cristo. Ingeniero en Informática egresado de la Universidad Nacional de La Matanza. Curioso, tratando de aprender siempre algo nuevo, busco estudiar la Palabra de Dios para poder compartir el evangelio con los demás

More Posts

Follow Me:
TwitterFacebook

Comentarios

comentarios

Matías Salerno

Miembro de la Iglesia Asamblea Cristiana de Villa Devoto. Discípulo de Cristo. Ingeniero en Informática egresado de la Universidad Nacional de La Matanza. Curioso, tratando de aprender siempre algo nuevo, busco estudiar la Palabra de Dios para poder compartir el evangelio con los demás

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *