Lucas Capítulo 8: La fe y la autoridad de Jesús

recite-npuf6t

Contenido

Parte 1: La parábola del sembrador

La famosa parábola del sembrador que sale a sembrar semillas. Mientras caminaba, echaba las semillas en la tierra. Parte de las semillas cae en el camino, parte cae entre las rocas, parte cae entre los espinos y parte cae en tierra fertil. Jesús compara luego estos tipos de terreno con las distintas formas en que las personas reciben la Palabra de Dios.

Parte 2: La lampara en una repisa

Enseñanza acerca de las acciones que se hacen a escondidas.

Parte 3: Jesús calma la tormenta

Jesús y sus discípulos cruzan un lago en barco. Mientras viajaban, Jesús se durmió. En ese momento una gran tormenta azotó al barco, y los discípulos se asustaron. Despertaron a Jesús y este los retó por su falta de fe. Luego reprendió al viento y el mar se calmó. Los discípulos no podían creer lo que habían visto.

Parte 4: Liberación de un endemoniado

Jesús se encuentra con una persona que estaba siendo atormentada por un demonio (en realidad eran muchos, ya que se llamó a sí mismo “Legión”). El demonio reconoció a Jesús y pidió no ser enviado al abismo. Jesús lo envió a unos cerdos que estaban por ahí cerca y estos cerdos se tiraron por el barranco y se ahogaron. Las personas que presenciaron esto se maravillaron y dieron testimonio de lo que pasó. Tuvieron gran temor y pidieron a Jesús que se vaya. La persona que había estado endemoniada quizo irse con Jesús, pero Él le pidió que se quedara y de testimonio de lo que Dios había hecho por él. Así lo hizo.

Parte 5: La hija de Jairo y la mujer que padecía de hemorragia

El relato cuenta como Jairo, el jefe de una sinagoga, le pide a Jesús que sane a su hija. Mientras ellos se dirigen hacia la casa de Jairo, una mujer que sufría de hemorragia tocó el borde del manto de Jesús y fue sana. Jesús siente el poder que salió de Él y pregunta quién lo tocó. La mujer se hace cargo y se postra delante del Señor y contó su testimonio. Jesús le dijo que por su fe se había salvado. En ese momento llegó alguien que venía de la casa de Jairo, diciendo que la chica había muerto. Jesús le dijo que confíe y la chica se salvaría. Al llegar a la casa, sólo pasaron Pedro, Jacobo y Juan, junto con los padres de la niña. Jesús la resucitó, pero pidió que no le cuenten a nadie lo que había pasado.

Personajes principales

Jesús: Sigue su predicación y su ministerio de sanidad, liberación y realización de milagros. Se puede en este capítulo su autoridad sobre el mundo físico (reprendiendo al viento) y sobre el mundo espiritual (quitando a un demonio de una persona)

Los discípulos: En este capítulo por lo general no se hace referencia a alguno en particular. Comienza enumerando a las mujeres que servían a Jesús. También aclara que cuando Jesús resucitó a la hija de Jairo, sólo fueron testigos Juan, Jacobo y Pedro junto con los padres de la niña

El endemoniado: Persona de la región de los gerasenos (o gadarenos en otras versiones) que estaba atormentada por muchos demonios. Fue liberado por Jesús

Jairo: Era el jefe de una sinagoga. Pidió a Jesús que sanara a su hija que estaba muriendo

La mujer que sufría de hemorragia: En un texto alternativo dice que había gastado todos sus recursos en médicos, pero no había podido ser sana. Esta misma historia se encuentra más detallada en el evangelio de Mateo, donde se puede leer el testimonio de la mujer. Aquí Lucas lo resume. Al tocar el manto de Jesús, ella es sana

La hija de Jairo: Estaba enferma y muriendo. Todos decían que ya estaba muerta, pero Jesús dijo que sólo dormía. Fue resucitada por Jesús

Referencias

Todas estas historias pueden encontrarse en los evangelios de Mateo y Marcos

En versículo 10, Jesús hace referencia a Isaías 6:9

Palabras Clave

parábola, sembrador, camino, rocas, espinos, tierra fertil, palabra, luz, barca, tormenta, fe, viento, calma, liberación, endemoniado, geraseno, mujer, hemorragia, Jairo, hija, resurrección

Versículo elegido

v. 21 “-Mi madre y mis hermanos son los que oyen la palabra de Dios y la ponen en práctica”

Ver a Cristo

Veo a Cristo mostrando todo tipo de autoridad en este capítulo:

Autoridad al Enseñar (Con las parábolas)

Autoridad sobre las leyes de la física (En la tormenta)

Autoridad sobre el mundo espiritual (Al echar fuera a los demonios del endemoniado gesareno)

Autoridad sobre la muerte (Al revivir a la Hija de Jairo)

Enseñanza

Me impresionó la afirmación de Jesús acerca de su madre y sus hermanos. Si yo escucho la Palabra de Dios y la pongo en práctica, Jesús, que es Dios, me considera como su familia. Quiero vivir de acuerdo a tus Palabras Jesús.

La autoridad de Cristo

En la sección anterior expuse la demostración de la autoridad de Cristo. Esta es una gran enseñanza de este capítulo. A veces dudo de presentar alguno de mis problemas a Cristo, porque pienso que no son apropiados para Dios, pero esto demuestra que Jesús tiene autoridad sobre todo tipo de situación y problema. No tengo que dudar en presentar mis inquietudes al Señor, después de todo, es la autoridad en cualquier tema. Y como me considera su familia, siempre va a estar dispuesto a ayudarme. Cristo no tiene que ser la última opción, Él puede también ser la primera. Así también, cuando una persona me presenta una inquietud a mi, puedo presentarle a Cristo como la solución a su problema.

La Fe

Veo que otro gran tema de este capítulo es la fe.

  • Los discípulos no tuvieron fe de que no iban a sufrir ningún daño en la barca con Cristo
  • La mujer fue sanada de la hemorragia porque tuvo fe en el poder de Cristo
  • Jesús le pidió a Jairo que tuviera fe y su hija se sanaría

Jesús pide que los necesitados tengan Fe. Esta es necesaria para que Dios actúe. Parece también animar a las personas. Si me siento desanimado, tengo que recordar que Jesús me alienta diciéndome: “Fuerza, confía en mí. Esta situación va a pasar. Vas a lograr esto. Vas a poder hacer lo otro. Yo voy a obrar en tu vida”. Jesús me anima a tener fe. Me anima a creer en Él. A creer que tiene poder y que puede usarlo en mi favor. El Señor podría haber curado a la hija de Jairo a la distancia, simplemente decir ” Jairo, tu hija es sana”. Listo, automáticamente se sanó. Sin embargo, insistió en ir hasta allá. Tengo que aprovechar la compañía de Jesús en los momentos difíciles. No pretender que actúe de forma instantánea. Este versículo me muestra que Jesús no hace las cosas de esta forma. Los tiempos de Dios no son mis tiempos. Jesús prefirió esperar un poco y realizar un milagro mucho mayor. Lo mismo hizo cuando murió Lázaro. Podría haberlo sanado antes, sin embargo, no lo sanó. Una vez que falleció, Jesús lo resucitó.

Dios tiene planes y maravillas que ni imagino, todas preparadas para cada uno de sus hijos. Insisto en el obrar instantáneo de Dios, pero la realidad es que tengo que ser paciente, esperar lo que Dios quiere hacer. Cuando pase por una dificultad, espero acordarme de Jesús diciendo que mantenga mi fe y poder esperar en Él.

El discipulado

Por último, una de las descripciones más hermosas acerca del discipulado. Cuando soy discípulo de Cristo, el Señor me considera parte de su familia. El dice que su “madre y sus  hermanos, son aquellos que guardan su palabra y la practican”.
Es verdaderamente increíble pensar que Dios mismo me considera parte de su familia. Simplemente porque intento guardar y practicar su Palabra. No merezco semejante honor. Es incomprensible para mi pensar en lo grandioso de Dios sin embargo, me llama a mi familia, que no soy nada comparado con Él. Gracias Señor Jesús por tu increíble humildad y amor por mi.

Matías Salerno

Miembro de la Iglesia Asamblea Cristiana de Villa Devoto. Discípulo de Cristo. Ingeniero en Informática egresado de la Universidad Nacional de La Matanza. Curioso, tratando de aprender siempre algo nuevo, busco estudiar la Palabra de Dios para poder compartir el evangelio con los demás

More Posts

Follow Me:
TwitterFacebook

Comentarios

comentarios

Matías Salerno

Miembro de la Iglesia Asamblea Cristiana de Villa Devoto. Discípulo de Cristo. Ingeniero en Informática egresado de la Universidad Nacional de La Matanza. Curioso, tratando de aprender siempre algo nuevo, busco estudiar la Palabra de Dios para poder compartir el evangelio con los demás

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *