He Decidido Seguir a Cristo

He decidido seguir a CristoHace unos días una famosa banda de rock cristiano de Argentina realizaba un show en un megafestival en Tecnópolis, Buenos Aires. 15 minutos después de comenzada la presentación, el líder de la banda comenzó a hablar. En su relato, narró una historia, un testimonio, verídico, sobre el origen de uno de los himnos emblemas del cristianismo. Yo no la conocía, y de verdad me impactó, y espero que a vos también.

Predicar con el accionar

Cuenta la historia que en la India, en una aldea, una familia conoce a Jesús, y lo conocieron de tal forma, que decidieron aceptar el regalo de la salvación y seguirlo. Al enterarse el jefe de la aldea, sintió el acto como una ofensa a sus creencias y a las de la comunidad, y le ordenó que renunciaran a Jesús, para así evitar “un gran mal”. El padre de familia está decidido a seguir a Jesús, llamado también Cristo.

La historia sigue, y esta familia es puesta en la plaza central. El jefe amenaza al hombre, por cuanto no renunciara a su fe, sus hijos serían asesinados. Tras oír cómo sigue el relato, imagino a este hombre con lágrimas en sus ojos, con su mirada en el cielo o quizá cerrados, tratando de poner sus ojos en Jesús, el autor de nuestra fe, diciendo “a Jesús le pidieron lo mismo, y no se detuvo y fue obediente hasta la muerte por amor a mí”. Y elevando la voz, cantó:

“He decidido seguir a Cristo, He decidido seguir a Cristo, He decidido seguir a Cristo,

no vuelvo atrás, no vuelvo atrás”.

Los arqueros entonces mataron a sus hijos, y ahora el jefe ponía en juego la vida de su esposa. Este hombre, con Jesús en la mirada nuevamente, cantó:

“Si otros vuelven, yo sigo a Cristo, Si otros vuelven, yo sigo a Cristo, Si otros vuelven, yo sigo a Cristo,

no vuelvo atrás, no vuelvo atrás”.

Finalmente, ya con solamente su vida en juego, el hombre, prefirió seguir a Cristo más que a su vida y sus últimas palabras fueron:

“La Cruz delante y el mundo atrás, La Cruz delante y el mundo atrás, La Cruz delante y el mundo atrás,

no vuelvo atrás no vuelvo atrás.”

El jefe de la aldea, no pudo comprender cómo el hombre dejó todo, hasta su vida, decidiendo morir por la causa de Cristo, y ese acto de amor hizo que dijera: “¡Yo también pertenezco a Jesús!” y así la aldea conoció a Jesús.

Seguir a Cristo

Gracias a una familia, que decidió seguir a Cristo, y no sólo compartir sus palabras sino a vivirlas, a vivir como el maestro, dando su vida por el rescate de muchos. Una familia que puso sus ojos en Jesús y no en las cosas terrenales. Personas que amaron más a Dios que a sus propias vidas. Todo un pueblo creyó, y la verdad de Jesús se expandió.

Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí, éste la salvará.”(Lucas 9:24)

Las palabras de ese hombre en la aldea se convirtieron en un himno emblema de los cristianos. Pero éste hombre la cantó con toda sinceridad, y su accionar fue testimonio de lo que su boca expresaba.

“y el que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo; como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.” (Mateo 20:27-28)

¿Cuál es el costo de seguir a Jesús?

Simplemente, todo. Te va a costar tu vida. El apóstol Pablo cuando creyó dijo que ya no vivía él, sino que Cristo vivía en él (Gálatas 2:20).

El precio de seguir a Jesús es ser un discípulo de él, dando tu vida como ofrenda, como sacrificio vivo, santo y agradable, para que las palabras de Jesús lleguen a muchos, y muchos lleguen a Jesús, para dar gloria a Dios, para que seas luz entre las tinieblas, como un río de agua en el desierto, para que tu vida de fruto. Dar todo a Dios significa que en todo lo que hagas Dios esté primero, y que agrade a él.

Esta familia dejó una de las más grandes enseñanzas acerca de ser discípulos de Cristo. Despreciaron su vida, porque sabían que seguir a Cristo vale más que cualquier cosa, que Jesús es mejor que la vida.

Poné tus ojos en Jesús. Si decidiste seguirlo ¡no vuelvas atrás, no vuelvas atrás! Da tu vida por el evangelio, y que todo lo que hagas sea testimonio de que Jesús existe y que es mejor que cualquier otra cosa.

La canción tomó forma a través de un misionero, y su letra fue variando en el tiempo, pero significó una sola cosa: dejar todo por seguir a Jesús, y así conocer a Dios.

Jesús dijo: “—Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie puede ir a Dios si no es por medio de mí.” (Juan 14:6)

Facundo Vanni

Facundo Vanni

Miembro de la Iglesia Asamblea Cristiana de Villa Devoto. Soy un seguidor de Jesús, "común y corriente". Trabajo, estudio y otras cosas de la vida. Me encanta escribir. Por lo general escribo poesía y también me gusta pensar devocionales, reflexiones, predicaciones y demás formas de comunicar las verdades de Jesús.

More Posts

Follow Me:
TwitterFacebook

Comentarios

comentarios

Facundo Vanni

Facundo Vanni

Miembro de la Iglesia Asamblea Cristiana de Villa Devoto. Soy un seguidor de Jesús, "común y corriente". Trabajo, estudio y otras cosas de la vida. Me encanta escribir. Por lo general escribo poesía y también me gusta pensar devocionales, reflexiones, predicaciones y demás formas de comunicar las verdades de Jesús.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *