La Carrera

noticia-500x5001053“Quitémonos todo peso que nos impida correr, especialmente el pecado que tan fácilmente nos hace tropezar. Y corramos con perseverancia la carrera que Dios nos ha puesto por delante.

Esto lo hacemos al fijar la mirada en Jesús, el campeón que inicia y perfecciona nuestra fe. Debido al gozo que le esperaba, Jesús soportó la cruz, sin importarle la vergüenza que esta representaba. Ahora está sentado en el lugar de honor, junto al trono de Dios. Piensen en toda la hostilidad que soportó por parte de pecadores, así no se cansarán ni se darán por vencidos.” Hebreos 12:1-3. (NTV)

Cuando un atleta se dispone a participar de la carrera, se prepara, se capacita, ejercita y mantiene un hábito acorde al fin, para que su labor sea lo más efectiva posible y no tener factores que mermen su rendimiento.

Enrollados en los problemas cotidianos, nos olvidamos de que aquí estamos con un propósito, con una meta. Muchas veces nos quedamos en el camino en vez de avanzar, y hasta hay oportunidades que vagamos sin rumbo.

La vida cristiana aquí es descripta como una carrera que Dios nos ha puesto. Y es necesario que nos preparemos para ella. No hay vida cristiana sin comunión con Dios, esto es, una relación directa entre vos-Dios. No hay vida cristiana, sin oración y sin alimento espiritual. Esto debe ser un ejercicio diario para que nuestra carrera sea efectiva. Es la dieta básica del buen cristiano.

El versículo uno hace énfasis en quitarnos el peso del pecado. Es de mucha importancia que dejemos de ser esclavos del pecado, y pongamos nuestra mirada en Jesús. Él fue, es y será santo, y ejemplo de vida para con nosotros. El pecado debe dejar de existir en nuestros corazones. Aunque es sabido que siempre pecamos, nuestra vida tiene que mejorar de modo tal que el pecado sea un error a intentar dejar de cometerlo, y no esclavización.[pullquote align=”right” cite=”” link=”” color=”” class=”” size=””]Esto debe ser un ejercicio diario para que nuestra carrera sea efectiva. Es la dieta básica del buen cristiano.[/pullquote]

En otra versión, podríamos decirle “Puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe”. Nuestra guía en la carrera es Jesucristo. Él es el surtidor que alimenta nuestra combustible, la fe. Por fe corremos esta carrera, porque sabemos que lo que viene, que es incalculablemente grandioso, es la vida eterna con Dios.

Por todo esto, ¡seguí adelante! No te canses ni te des por vencido en la carrera, mantené el ejercicio espiritual, soportando tu cruz como Jesús lo hizo, porque la meta, la meta es la corona que nuestro Señor nos dará aquel día.-

Facundo Vanni

Facundo Vanni

Miembro de la Iglesia Asamblea Cristiana de Villa Devoto. Soy un seguidor de Jesús, "común y corriente". Trabajo, estudio y otras cosas de la vida. Me encanta escribir. Por lo general escribo poesía y también me gusta pensar devocionales, reflexiones, predicaciones y demás formas de comunicar las verdades de Jesús.

More Posts

Follow Me:
TwitterFacebook

Comentarios

comentarios

Facundo Vanni

Facundo Vanni

Miembro de la Iglesia Asamblea Cristiana de Villa Devoto. Soy un seguidor de Jesús, "común y corriente". Trabajo, estudio y otras cosas de la vida. Me encanta escribir. Por lo general escribo poesía y también me gusta pensar devocionales, reflexiones, predicaciones y demás formas de comunicar las verdades de Jesús.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *