¡Una Nueva Persona!

unanuevapersonaMe gustaría que en estas pocas palabras tú y yo podamos reflexionar un poquito. Porque en la teoría todo concuerda, pero en la práctica, ¡ay!, en la práctica las cosas no siempre salen como deben.

Compartamos el siguiente versículo:  “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.” (2 Corintios 5:17 RVR 1960)

Otra versión afirma: Por lo tanto, el que está unido a Cristo es una nueva persona. Las cosas viejas pasaron; se convirtieron en algo nuevo.” (DHH)

Críticos

Sin embargo, muchas veces he sido cómplice, autor o simplemente he visto como otros han criticado a aquellos que llevan unos pocos meses en la iglesia, o a quienes volvieron a la iglesia después de haber vivido una vida fuera de ella. En otras palabras, críticas hacia aquellos que no han “nacido” en la iglesia o que estaban “apartados”. Hay una lamentable

Cuando uno llega a  Jesús y decide pertenecer a él, se convierte en una nueva persona

tendencia siempre a resaltar o a relucir actos o características “oscuras” de otros -aun cuando estas ni siquiera sean verdad-, ya sea por el prejuicio de lo que esa persona haya hecho en su vida pasada, o por lo que realmente hizo.

Destructores

Es necesario que hablemos de esto, porque no está bien. Esta clase de persona existe en la gran mayoría de la iglesia, y es totalmente destructiva. No estoy seguro del “beneficio” que piensa que pueda obtener aquel que hace esto, pero siempre lo asocio a inferiorizar al otro para no ser menos él (y más aún si él hace varios años que está en la iglesia), o simplemente a la envidia al otro, que va desde algún aspecto físico o espiritual que atente contra uno.

Pero, vamos directo al grano. Ser “evangelizadores” y luego “destructores de los evangelizados” es algo que no concuerda ni puede coexistir en un discípulo de Cristo. Sino, ¿cuál es el fruto?

Preste mucha atención, no podemos ir proclamando la verdad de Cristo, y, una vez que las personas deciden seguir a Jesús, ir por ahí criticando sus hechos anteriores. Sé que es algo complicado de entender o digerir, pero así es.

Enseñanza

Volvamos a la biblia. El pasaje leído nos afirma que cuando uno llega a  Jesús y decide pertenecer a él, ¡se convierte en una nueva persona! Esto quiere decir que la vida antigua -y todo lo que allí hizo- pasó, y que ¡una nueva vida ha comenzado! Si el mismo Dios afirma en su palabra que todo ha quedado atrás y pasado por alto, ¿qué nos creemos nosotros para revolver eso y traerlo al presente?

Digo esto porque soy consciente de los prejuicios, acusaciones y chismes que corren entre los mismos cristianos. Y tenemos que dejar de ser así. Sino, si ese es el fin, no “evangelicemos” más, con el peso que eso nos conlleva.

Por último, todos sabemos que las cosas que hicimos -y hacemos-  tienen consecuencias, pero eso no nos da crédito para que eso se transforme en un “hablar mal” del otro. Estoy seguro de que al leer esto se te vino a la mente alguien con quien llevaste esto a la práctica. Quizás lo hiciste “en broma”, pero igualmente la intención está.

Todo esto lo hablo desde la vereda de quien critica, no del criticado. Hablo del daño que causás, para que puedas ponerte a pensar en cuánto puede afectarle a aquel que lo sufre.

Por todo esto, te invito a que te tomes un minuto para examinarte, y pedir a Dios el perdón por estas cosas que están mal y que tenemos que cortar de raíz. Y aún mejor sería que te dediques a conocer más a aquella persona y pedirle perdón por el daño causado. Un desafío que lucha con tu orgullo. Pero, ¡humillarse es de valientes!

Facundo Vanni

Facundo Vanni

Miembro de la Iglesia Asamblea Cristiana de Villa Devoto. Soy un seguidor de Jesús, "común y corriente". Trabajo, estudio y otras cosas de la vida. Me encanta escribir. Por lo general escribo poesía y también me gusta pensar devocionales, reflexiones, predicaciones y demás formas de comunicar las verdades de Jesús.

More Posts

Follow Me:
TwitterFacebook

Comentarios

comentarios

Facundo Vanni

Facundo Vanni

Miembro de la Iglesia Asamblea Cristiana de Villa Devoto. Soy un seguidor de Jesús, "común y corriente". Trabajo, estudio y otras cosas de la vida. Me encanta escribir. Por lo general escribo poesía y también me gusta pensar devocionales, reflexiones, predicaciones y demás formas de comunicar las verdades de Jesús.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *