¿Por qué Celebramos la Navidad?

Por lo general escribo posts para discípulos de Cristo, es decir, gente que ya ha creído en el mensaje de Jesús y ha decidido seguirle. Pero esta vez, quiero hablarle a aquel que todavía no sabe quien es Jesús. Me parece apropiado que hablemos un poco de Él, después de todos hoy es su cumpleaños y gran parte del mundo lo celebra. Se que en estos momentos estoy compitiendo con la atención de familiares, medios de comunicación, entretenimientos, es por eso que voy a hacer un esfuerzo por hablar lo más sencillamente que puedo acerca de Jesús.

Si no sos cristiano, probablemente te preguntaras ¿Qué tiene de importante el nacimiento de este bebe? Todos los días nacen miles de bebes alrededor del mundo ¿Por qué cantamos canciones y celebramos el nacimiento de un niño en el medio oriente hace 2000 años? Esta es una pregunta legítima y es la que pretendo responder.

¿Quién es Jesús?

Según la Biblia, Jesús fue un hombre que nació hace poco más de 2015 años. Fue judío, maestro y un gran revolucionario. Además, según las escrituras, es Dios,

En la vida de Jesús se cumplieron más de 300 profecías muy específicas que fueron realizadas por distintos profetas de Dios a lo largo de miles de años.

el Creador y la razón de la existencia de todo. El es el Gran Yo Soy (Ex. 3:14, Juan 8:58). Desde que el hombre cayó en pecado, se le prometió que un salvador vendría a librarlo de las consecuencias del pecado. A lo largo de todo el antiguo testamento vemos como una y otra vez Dios le promete al pueblo de Israel un salvador, llamado el “Mesías”, que en hebreo es “El Ungido de Dios”.

Una de las profecías más claras se pueden encontrar en el Libro del profeta Isaías, en el capítulo 7 y el capítulo 53. Estas profecías, escritas unos 700 años antes de que Jesús naciera, cuentan como nacería Jesús y, de forma muy textual, como Jesús iba a morir y la razón por la que lo hizo.

Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel (Esto es Dios con Nosotros). (Isaías 7:14 RV60 La traducción del nombre es una nota al pie)

Porque nos ha nacido un niño, se nos ha concedido un hijo; la soberanía reposará sobre sus hombros, y se le darán estos nombres: Consejero admirable, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz. (Isaías 9:6 NVI)

En la vida de Jesús se cumplieron más de 300 profecías muy específicas que fueron realizadas por distintos profetas de Dios a lo largo de miles de años. Además el mensaje de Jesús fue autenticado por sus propios seguidores. Ellos, judíos de nacimiento la gran mayoría, vieron a Jesús hacer grandes milagros y sobre todo morir y resucitar. Seamos honestos, nadie hubiera esperado que Jesús resucitara. Fue tan sorpresivo para ellos como para nosotros. Muchos incluso dudaban. Pero al final, estuvieron dispuestos a dar la vida por esta verdad. Los mártires y los mentirosos no están hechos del mismo material.

¿Por qué celebramos el nacimiento de Jesús?

Dios, es un ser Santo, esto quiere decir que es único, totalmente perfecto, bueno, amoroso y justo y misericordioso.
El hombre es la creación más especial de Dios. Fue creado a imagen y semejanza del mismo para que represente a Dios en el mundo. Fuimos creados perfectos, una creación maravillosa, sin pecado, sin maldad. Pero todo cambió cuando la primer pareja de humanos decidió desobedecer a Dios. A partir de ese momento, cada uno de nosotros ha decidido desechar la autoridad y el amor de Dios. En nuestra soberbia, creemos que sabemos más que el creador y rechazamos incluso el básico conocimiento de Dios, ya que los atributos invisibles de Dios, su eterna gloria y poder, son evidentes por medio de su creación (Romanos 1:20).
Al hacer esto, Dios nos entregó a los deseos malvados de nuestro corazón, ya que no hay bondad fuera de Dios. Nos la pasamos quejando de la maldad, la corrupción, el dolor, el egoísmo, etc.. Todo esto es producto de nuestra rebelión y somos responsables delante de Dios. Es por eso que nos encontramos condenados delante del Creador. Dios no puede convivir con el pecado. Es demasiado puro. No hay pecador que pueda permanecer vivo delante de su presencia.
La gravedad de una ofensa se mide según la importancia de aquel a quien se ofende:

  • Comete una ofensa contra una piedra, y no va a ser nada grave.
  • Comete una ofensa contra un ser vivo y vas a tener que pagar una multa.
  • Comete una ofensa contra un hombre y puede llegar a costarte la vida.
  • Comete una ofensa contra el Dios santo y glorioso, y va a costarte una eternidad apartado de Dios, sufriendo la privación de su bondad y amor eternamente.

Hasta ahora, el panorama de la humanidad no es muy alentador. Pero esto es un problema, porque Dios ama a su creación. Es amoroso y misrericordioso. Entonces

¿Cómo puede Dios expresar su santidad y su misericordia?¿Cómo puede el Creador expresar todos sus atributos?

Esta es la problemática que se desarrolla en la Biblia y la respuesta esta en la Cruz. A lo largo de la historia, Dios estableció que la paga del pecado es la muerte. Y que un hombre puede ser libre de esa condena por medio del sacrificio de un sustituto. El sustituto debía ser puro y sin mancha. En la antigüedad se usaban animales, como corderos, para estos sacrificios. Pero estos eran sombras del verdadero sacrificio que iba a venir, el sacrificio de Jesús. Como dijimos que todos pecamos, ninguno es capaz de zafar de la condenación. Por eso, Dios mismo en la persona de Jesús vino a este mundo para sustituirnos a nosotros, viviendo la vida que no podíamos vivir, para morir en nuestro lugar, y la justicia de Dios se cumpla. A su vez, todo aquel que cree en Él es justificado de

Lo hermoso de esta noticia es que Jesús, siendo Dios, se humilló a si mismo, sometiéndose a una muerte humillante y horrorosa y sobre todo, se sometió a soportar la justicia de Dios.

forma automática.
Esto es posible porque quien confía en la muerte de Jesús, es atribuido con su santidad, restableciendo la relación entre el Creador y la criatura.

Es por esto que celebramos el nacimiento de Jesús ¡Dios no fue indiferente a nuestro sufrimiento! Él tomó la iniciativa. El llevó a cabo nuestro perdón. Lo hermoso de esta noticia es que Jesús, siendo Dios, se humilló a si mismo, sometiéndose a una muerte humillante y horrorosa y sobre todo, se sometió a soportar la justicia de Dios. Lo más increíble es que la muerte no pudo retener al autor de la vida. Al tercer día resucitó de entre los muertos, siendo este un hecho con cientos de testigos que dieron sus vidas por esta verdad. Y esta es también nuestra garantía. Que porque Él resucitó, nosotros vamos a resucitar. Los cristianos llamamos a esto el Regalo de la Salvación. Es muy importante entender que este regalo es obtenido por amor, sin ser merecido. Ninguno de nosotros merecía que la sangre del Eterno sea derramada para satisfacer el precio de nuestras rebeliones. Esto hace aún más grandioso el regalo. Es la Gracia de Dios, no nuestros méritos. Es el amor de Dios, no nuestras obras las que nos salvan(Efesios 2:8).
¡Felicidad y buena voluntad de Dios hacia los hombres!¡El Rey nació! Alabado sea su nombre por todos los siglos. Por eso los cristianos le amamos y hablamos de Él. Gracias Señor por haber venido a este mundo a morir en mi lugar.

¿Qué podes hacer para ser salvo?

Reconoce tu rebelión y arrepentite. Clama a Dios para perdón de tus pecados y confía en el sacrificio de Jesús como suficiente para pagar la justicia de Dios.
Si de verdad crees esto, comenza a aprender como Dios quiere que vivas. Te recomiendo que busques una Iglesia a donde ir para que puedas aprender y ser un discípulo de Cristo.

Si ya eras un seguidor de Jesús, te invitamos a que compartas estas buenas noticias con otras personas, para que más gente pueda creer en Jesús y sean transformados.

¡Desde Discipulado Cristiano queremos desearles a todos una muy Feliz Navidad! ¡Jesús es el Regalo! ¡Compartilo!

Matías Salerno

Miembro de la Iglesia Asamblea Cristiana de Villa Devoto. Discípulo de Cristo. Ingeniero en Informática egresado de la Universidad Nacional de La Matanza. Curioso, tratando de aprender siempre algo nuevo, busco estudiar la Palabra de Dios para poder compartir el evangelio con los demás

More Posts

Follow Me:
TwitterFacebook

Comentarios

comentarios

Matías Salerno

Miembro de la Iglesia Asamblea Cristiana de Villa Devoto. Discípulo de Cristo. Ingeniero en Informática egresado de la Universidad Nacional de La Matanza. Curioso, tratando de aprender siempre algo nuevo, busco estudiar la Palabra de Dios para poder compartir el evangelio con los demás

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *