Conocedores de la Palabra

Oseas 4:6a – Mi pueblo es destruido por falta de conocimiento. (LBLA)

La iglesia se pierde si no tiene conocimiento de la Biblia

En este último tiempo, estuve hablando con muchos hermanos respecto a la importancia de estudiar la Biblia. En muchos casos, me comentaban que apenas dedican tiempo para la lectura bíblica, y aunque saben que lo tienen que hacer, es algo que les cuesta. ¡Esto no es admisible en el pueblo santo de Dios! El no dedicar tiempo a leer la Biblia tiene muchas implicancias en nuestra vida, y a partir de este breve texto, me gustaría que pudiéramos analizar juntos algunas de ellas.
Como bien nos señala el versículo del libro de Oseas, la iglesia se pierde si no tiene conocimiento de la Biblia.

1- Leemos la Biblia para hacer la voluntad de Dios

Lucas 11:28 – —Dichosos más bien —contestó Jesús— los que oyen la palabra de Dios y la obedecen. (NVI)

Si queremos dedicar nuestra vida en obediciencia a Dios, es indispensable que podamos dedicar tiempo a su palabra. Es mediante ésta, así como también por medio del Espíritu Santo, que él va revelando su voluntad para nuestras vidas, llevándonos a cumplir sus propósitos en nosotros. Decimos que creemos, pero no leemos la Biblia, por lo que surge una pregunta fundamental: ¿sabemos qué es lo que estamos creyendo? Si queremos obedecer a Dios y sus mandamientos, entonces es necesario que conozcamos cuáles son éstos a través de la Biblia.

Si no leemos la Biblia, entonces estamos obedeciendo nuestras propias ideas sobre Dios, lo que nos puede llevar a caminar fuera de su voluntad sin que nos demos cuenta, de manera que nos estaríamos engañando a nosotros mismos.

2- Leemos la Biblia para enseñarla a otros

2 Timoteo 3:16-17 – Toda la Escritura es inspirada por Dios y es útil para enseñarnos lo que es verdad y para hacernos ver lo que está mal en nuestra vida. Nos corrige cuando estamos equivocados y nos enseña a hacer lo correcto. Dios la usa para preparar y capacitar a su pueblo para que haga toda buena obra. (NTV)

Este versículo se relaciona con lo visto en el punto anterior, ya que nos hace ver que mediante la palabra somos capacitados para toda buena obra. Pero no sólo se limita a mencionarnos eso, sino que además nos muestra que la escritura, que es inspirada por Dios, es útil para enseñar. Y acá encontramos una nueva razón para preparanos en nuestro conocimiento bíblico: poder cumplir con la gran comisión. ¿Cómo vamos a ayudar a otros a conocer a Jesús, si ni siquiera sabemos sobre su vida? ¿Cómo vamos a enseñar a otros a obedecer a Dios, si ni siquiera conocemos sus mandamientos? Si tenemos un compromiso verdadero con el mandato de Jesús de hacer discípulos, entonces necesitamos capacitarnos en la palabra.

Si no leemos la Biblia, no podemos compartir el mensaje de salvación a otros, ni hacer discípulos.

3- Leemos la Biblia para detectar falsas enseñanzas

Efesios 4:14 – Entonces ya no seremos inmaduros como los niños. No seremos arrastrados de un lado a otro ni empujados por cualquier corriente de nuevas enseñanzas. No nos dejaremos llevar por personas que intenten engañarnos con mentiras tan hábiles que parezcan la verdad. (NTV)

El tener conocimiento de la Biblia nos va a ayudar a mejorar nuestro discernimiento y a poder detectar las falsas enseñanzas con las que muchos nos van a querer engañar. Hay personas muy elocuentes que pueden llegar a convencer a los demás de cualquier cosa; ahí es cuando nosotros tenemos que poner esas enseñanzas bajo la luz de las escrituras, a fin de que podamos determinar si realmente es Dios quien nos está hablando.

Hechos 17:11 – Los de Berea tenían una mentalidad más abierta que los de Tesalónica y escucharon con entusiasmo el mensaje de Pablo. Día tras día examinaban las Escrituras para ver si Pablo y Silas enseñaban la verdad. (NTV)

¡Qué lindo ejemplo que encontramos en los hermanos de Berea de aquel tiempo! Ellos escuchaban con mucho entusiasmo lo que les predicaban. Sin embargo, no se confiaban ni siquiera de grandes siervos de Dios como Pablo y Silas. Cada cosa que ellos predicaban tenía que estar conforme a las escrituras para que la tomaran por verdad. Esto es algo que a veces olvidamos hoy en día. “Lo dice el pastor tal”, escuché decir muchas veces. Pero no está bien quedarnos simplemente con eso, sino que sea quien sea que diga que nos da un mensaje de parte de Dios, siempre tenemos que examinarlo a la luz de las escrituras para saber si predica la verdad.

Si no leemos la Biblia, no vamos a poder detectar las falsas doctrinas y vamos a ser engañados por cualquier nueva enseñanza.

4- Leemos la Biblia para resistir las artimañas del diablo

Lucas 4:3-4 – —Si eres el Hijo de Dios —le propuso el diablo—, dile a esta piedra que se convierta en pan. Jesús le respondió: —Escrito está: “No sólo de pan vive el hombre.”

Así como leemos Génesis, Josué, Daniel y Mateo, también tenemos que leer Levítico, Nahum y Sofonías, porque en cada versículo de todos los libros que forman parte de la Biblia encontramos palabra de Dios para nosotros

¡Qué gran ejemplo nos da Jesús cuando fue tentado en el desierto! El diablo se acercó a él pretendiendo engañarlo; pretendiendo alejarlo del propósito por el cual fue traido a la tierra. Sin embargo, Jesús supo reconocer estas artimañas poniendo todo a la luz de la palabra. Ésta es nuestra principal arma en la guerra espiritual que luchamos contra el enemigo (Efesios 6:17, Hebreos 4:12). Como humanos somos orgullosos y creemos que todo lo podemos por nuestra propia cuenta; pensamos que podemos resistir al diablo con nuestro propio esfuerzo; no nos damos cuenta de que él tiene poder y experiencia, pudiéndonos hacer caer en cualquier trampa si no estamos provistos de la armadura de Dios.

Cuando fue tentado en el desierto, Jesús le respondió al diablo con tres versículos que se encuentran en el libro de Deuteronomio. Esto nos hace ver lo importante que es estudiar la Biblia, pero no sólo eso; también nos hace ver lo importante que es estudiar TODA la Biblia. Así como leemos Génesis, Josué, Daniel y Mateo, también tenemos que leer Levítico, Nahum y Sofonías, porque en cada versículo de todos los libros que forman parte de la Biblia encontramos palabra de Dios para nosotros. Seguramente Deuteronomio no sea el libro favorito de muchos, pero fue el libro usado por el Señor para resistir las tentaciones de Satanás.

Si no leemos la Biblia, no vamos a poder defendernos de las asechanzas del diablo.

5- Leemos la Biblia para aconsejar a otros

Colosenses 3:16a – Que habite en ustedes la palabra de Cristo con toda su riqueza: instrúyanse y aconséjense unos a otros con toda sabiduría.(NVI)

Pablo escribe en su epístola a los colosenses que debían instruirse y aconsejarse unos a otros con sabiduría. A partir de esto nos surge una pregunta: ¿cómo lo logramos? Para obtener la respuesta simplemente tenemos que ir al principio del mismo versículo: haciendo que toda la riqueza de la palabra de Cristo habite en nosotros.

La consejería es una parte importante de la vida de la iglesia, ya que así como muchas veces Dios nos habla en lo personal, otras tantas lo hace por medio de nuestros hermanos en la fe. Es acá donde surje una cuestión importante: si queremos estar seguros de que vamos a aconsejar conforme a la voluntad de Dios, tenemos que conocer su palabra. Me pasó algunas veces de charlar con gente que me comentaba “el hermano tal me recomendó que hiciera tal cosa”, y resulta que esa “tal cosa” era justamente lo opuesto a lo que dice la Biblia. Hay que tener mucho cuidado con esto. No tenemos que hablar por hablar, porque podemos estar siendo de tropiezo para un hermano.

Si no leemos la Biblia, somos como ciegos que guían ciegos a la hora de aconsejar (Mateo 15:14).

Conclusión

Por lo tanto, vemos que no estudiar la palabra puede tener consecuencias terribles en nuestra vida cristiana, y también puede hacer que seamos de tropiezo para los hermanos con los que nos relacionamos. Acá mencioné sólo cinco puntos por los cuales es importante leer la Biblia, aunque seguramente podríamos hacer una lista mucho más grande.

Hoy, hermano, te aliento a que si estás pasando por un momento en el que te está costando buscar de Dios por medio de su palabra, puedas pedirle a Papá que te fortalezca y que, por medio de su Espíritu, te anime a volver a ella.

¡Dios te bendiga!

Fede Sinopoli

Fede Sinopoli

Miembro de la Iglesia Asamblea Cristiana de Villa Devoto. Discípulo de Jesús, busco cada día aprender un poquito más de él, disfrutando de esta aventura de vivir como hijos del creador. Me encanta que Papá me desafíe a hacer nuevas cosas para su gloria, y es un placer que podamos crecer juntos en el Señor mediante este blog.

More Posts

Comentarios

comentarios

Fede Sinopoli

Fede Sinopoli

Miembro de la Iglesia Asamblea Cristiana de Villa Devoto. Discípulo de Jesús, busco cada día aprender un poquito más de él, disfrutando de esta aventura de vivir como hijos del creador. Me encanta que Papá me desafíe a hacer nuevas cosas para su gloria, y es un placer que podamos crecer juntos en el Señor mediante este blog.

6 comentarios en “Conocedores de la Palabra

  1. Que bueno es Dios que utiliza los medios Cómo instrumentos para llevar su palabra y Ayudar al que necesite a meterse de lleno con nuestros señor JESÚS. Bendiciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *