Un amigo es…

Pasó el día del amigo, pero no por eso tenemos que dejar de hablar del tema. Debemos valorar a aquellas personas que Dios pone a nuestro lado para acompañarnos y ayudarnos a perseverar hasta el final en este camino, y ello implica recordarlos no sólo un día al año, sino en todo momento.

En este texto, vamos a analizar juntos una serie de características que todo amigo cristiano debe tener. Para ello, usaremos como ejemplo a la amistad más reconocida de toda la Biblia: la de David y Jonatán. Ellos fueron amigos incondicionales y representan en gran manera un ejemplo a seguir para todos nosotros en cuanto a este tema.

1 Samuel 23:17 – «No tengas miedo —le dijo—, que mi padre no podrá atraparte. Tú vas a ser el rey de Israel, y yo seré tu segundo. Esto, hasta mi padre lo sabe.» (NVI)

No tenemos suficiente espacio en este artículo para analizar cada una de las etapas de la amistad que formaron estos dos muchachos, por lo que escogí un pasaje que, a mi entender, es el que mejor representa lo que cada uno de ellos sentía por el otro. David estaba comenzando a ser perseguido por Saúl, y se le venía encima un tiempo de muchas pruebas y dificultades. Fue entonces cuando su amigo Jonatán tomó la palabra y le hizo esta hermosa declaración. De ella, podemos sacar varios puntos que nos van a ayudar a entender qué es un amigo…

  1. Un amigo es el que te anima a no bajar los brazos: David estaba en un momento de profunda crisis. Seguramente, dada la situación que estaba pasando, debía pensar que todo hubiera sido más sencillo si simplemente se hubiera quedado pastoreando ovejas en lo de su padre. Debía correr demasiados riesgos. La incertidumbre no hacía más que crecer. ¿Dónde dormiría? ¿De qué se alimentaría? ¿Estaría solo? Si bien David siempre fue un hombre que tenía una gran confianza en el Señor, es normal que se sintiera algo angustiado. Es en ese momento en el que llega Jonatán con una inmensa dosis de aliento y lo exhorta a no tener miedo y a confiar en que Saúl nunca lo atraparía. Después de todo, él era el elegido de Dios.
  2. Un amigo es el que se pone en segundo lugar: Jonatán era el heredero al trono de su padre. A él le correspondería ser rey una vez que Saúl falleciera. Este hombre iba a tener poder y riquezas. Seguramente, estas cosas se le vinieron a la mente cuando su padre fue coronado. Su vida cambió drásticamente una vez que empezaron a habitar en el palacio. Quizás tenía planes para hacer ciertas cosas una vez que el reino estuviera en sus manos. Sin embargo, él puso en primer lugar la voluntad de Dios, y esto implicaba el poner en primer lugar a su amigo. Él sabía que David sería el próximo rey, y lejos de guardarle rencor o estar enojado por ello, se ofrece a sí mismo para secundarlo en todo lo que hiciera falta.
  3. Un amigo es el que te ayuda a cumplir la voluntad de Dios para tu vida: Jonatán, mientras vivió, se esforzó al máximo por hacer realidad aquella promesa de parte de Dios de que David reinaría sobre Israel. Se preocupaba por él y lo consideraba el sucesor al trono de su padre. ¡Incluso le revela que Saúl también tenía en claro esto aunque no quería admitirlo! Jonatán estaba dispuesto a apoyar a David, y encontraba su felicidad en el simple hecho de que su amigo pudiera estar caminando en el centro de la voluntad de Dios. ¡Qué bien que le hubiera venido a David el haber podido contar con Jonatán en el momento de ser tentado con Betsabé! Este hombre no vivió para ver a su amigo hecho rey, aunque sí tuvo mucha influencia para que llegara a serlo.
  4. Un amigo es el que se arriesga por vos: No importa lo que haya que hacer, un amigo verdadero siempre está dispuesto a ayudar, aunque eso implique ponerse en riesgo. Así lo entendía Jonatán, quien no tuvo temor de oponerse a su padre, con lo que ello implicaba, con tal de ayudar a que David cumpliera el propósito para el cual fue llamado por Dios.
  5. Un amigo es el que te quiere acompañar durante toda la vida: Al final los propósitos de Dios fueron diferentes de la idea que Jonatán tenía en mente. A pesar de eso, es clara su declaración: él esperaba estar junto a David durante toda su vida; mientras su amigos fuera rey él estaba dispuesto a secundarlo en todo momento. Es por eso que podemos decir, sin lugar a dudas, que un amigo es un compañero de vida.
  6. Un amigo es un instrumento en las manos de Dios: Cuando las dudas y el temor invadían a David, Jonatán fue un instrumento en manos de Dios para que él pudiera cumplir sus propósitos. Hoy en día, sabemos que el Señor nos habla por medio del Espíritu Santo. No obstante, esa no es la única manera en la que él llega a nosotros; también lo hace por medio de otras personas. Hermanos en Cristo que nos aman y que quieren lo mejor para nosotros son usados por Dios para hacernos llegar mensajes de parte de él.

En conclusión, debemos ser agradecidos a Dios por el privilegio que nos da de tener amigos incondicionales que siempre hablen a nuestra vida conforme a la Palabra y que estén dispuestos a apoyarnos y a ayudarnos a seguir adelante en todo momento. ¡Gloria a Dios por el regalo de la amistad!

¡Dios te bendiga!

Fede Sinopoli

Fede Sinopoli

Miembro de la Iglesia Asamblea Cristiana de Villa Devoto. Discípulo de Jesús, busco cada día aprender un poquito más de él, disfrutando de esta aventura de vivir como hijos del creador. Me encanta que Papá me desafíe a hacer nuevas cosas para su gloria, y es un placer que podamos crecer juntos en el Señor mediante este blog.

More Posts

Comentarios

comentarios

Fede Sinopoli

Fede Sinopoli

Miembro de la Iglesia Asamblea Cristiana de Villa Devoto. Discípulo de Jesús, busco cada día aprender un poquito más de él, disfrutando de esta aventura de vivir como hijos del creador. Me encanta que Papá me desafíe a hacer nuevas cosas para su gloria, y es un placer que podamos crecer juntos en el Señor mediante este blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *