Los Principios de la Reforma

Este 31 de Octubre se cumplen 499 años de que un monje de la orden de San Agustín tomara al Palabra de Dios en serio y comenzara a hablar acerca de lo mal que se estaban haciendo las cosas la iglesia. Ese monje fue Martín Lutero, y este evento sería el disparador para lo que hoy conocemos como “La Reforma Protestante”. Esta reforma tenía el objetivo de denunciar las doctrinas y prácticas anti-bíblicas de la Iglesia Católica Apostólica Romana. Los reformadores fueron personas que, por la gracia de Dios, tomaron las Escrituras seriamente y se dieron cuenta que muchas de las tradiciones de la Iglesia Católica no estaban basadas en la enseñanza de los apóstoles, sino que se habían desviado grandemente de ellas. La reforma tuvo un impacto tremendo en el mundo y, sobre todo, en la Iglesia. Muchas personas comenzaron a sumarse a la reforma y a partir de ella, nuevas tradiciones se fueron creando. Creemos que Dios utilizó a los reformadores para restaurar las enseñanzas de los apóstoles y por sobre todas las cosas, recuperar el Evangelio, que había sido totalmente cambiado por las tradiciones, el sistema sacramental y las supersticiones de las reliquias.

Si vemos la historia de Israel en el Antiguo Testamento(sobre todo en el período de los jueces o en la época de Jesús, pero es constante a lo largo de toda la Biblia), y la historia de la Iglesia, vamos a darnos cuenta que siempre ha existido un patrón cíclico respecto al pueblo escogido de Dios y la adoración:

  • Los hombres toman la revelación de parte de Dios y comienzan a adorarlo, creando tradiciones
  • Las tradiciones comienzan a tener mayor relevancia que la Palabra de Dios y comienzan a contradecirla
  • La gente comienza a apartarse de la Palabra, siguiendo las tradiciones, dejando la adoración correcta a Dios
  • Dios levanta hombres que comienzan una reforma que lleva a la gente de nuevo a la revelación de Dios

Este ciclo se ha repetido a lo largo de la historia y podemos estar seguros de que se seguirá repitiendo hasta que el Señor Jesús vuelva. Es por eso que, en Discipulado Cristiano, creemos que los principios de la Reforma Protestante deben ser nuevamente estudiados y adoptados. Porque casi 500 años después, vemos como nuevas tradiciones se fueron creando y cómo estás se van alejando cada vez más del Evangelio de nuestro Señor Jesús y de las enseñanzas de los apóstoles. Por esta razón, vamos a estar estudiando en una serie de posts acerca de la reforma y sus principios, llamados “Las cinco solas”. Estos son:

  • Sola Scriptura (Sólo la Escritura o Sólo por medio de la Escritura): Este principio dice que sólo la Biblia es la autoridad máxima a la cual el creyente puede apelar. Ella es la única regla de fe y conducta para el cristiano, ya que sólo ella es la Palabra de Dios (2 Timoteo 3:16).
  • Sola Gratia (Sólo por Gracia): Este principio dice que la salvación, es solamente por la Gracia de Dios, argumentando que el hombre no puede colaborar en ninguna forma con su salvación (Efesios 2:8-9).
  • Sola Fide (Sólo por la Fe): Este principio dice que la salvación, en especial la justificación, es obtenida sólamente por la Fe en Jesús, no llevando una vida santa (Romanos 1:16-17).
  • Solus Christus (Sólo Cristo): Este principio dice que Cristo es el único intermediario entre Dios y los hombres (Hechos 4:12, 1 Timoteo 2:5, Hebreos 8:6), quien con su sacrificio en la Cruz rescató para sí gente de todo pueblo y nación y que hoy intercede por su pueblo ante el Padre.
  • Soli Deo Gloria (La Gloria es sólo para Dios): Este principio dice que toda la Gloria de la obra de la salvación y todo lo que hacemos y decimos es sólo para Dios (1 Corintios 10:31).

Es necesarios que personas de las diferentes tradiciones puedan hoy abrazar los principios de la reforma, volver a las Escrituras y seguir reformando nuestras tradiciones para que todos los cristianos podamos ir conformandonos cada vez más a la imagen de Cristo. Tener un correcto entendimiento del Evangelio es fundamental para la salvación ¡La situación es urgente! ¡Debemos levantar la voz!

¡La reforma no terminó! ¡La reforma continua!

Matías Salerno

Miembro de la Iglesia Asamblea Cristiana de Villa Devoto. Discípulo de Cristo. Ingeniero en Informática egresado de la Universidad Nacional de La Matanza. Curioso, tratando de aprender siempre algo nuevo, busco estudiar la Palabra de Dios para poder compartir el evangelio con los demás

More Posts

Follow Me:
TwitterFacebook

Comentarios

comentarios

Matías Salerno

Miembro de la Iglesia Asamblea Cristiana de Villa Devoto. Discípulo de Cristo. Ingeniero en Informática egresado de la Universidad Nacional de La Matanza. Curioso, tratando de aprender siempre algo nuevo, busco estudiar la Palabra de Dios para poder compartir el evangelio con los demás

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *