Salmo 91: La Seguridad de los que Confían en el Señor

Quizás sea uno de los salmos más conocidos de todos, junto con el salmo 23. Este es un hermosísimo salmo que nos habla de la increíble confianza que podemos tener en nuestro Dios. El mismo título del Salmo indica que el salmista escribió este salmo cuando sentía una gran confianza y seguridad en Dios. Este salmo contiene hermosas expresiones de seguridad y promesas. Pero también es uno de los textos más abusados de toda la Biblia. El mismo Satanás abusó de este texto, usándolo como pretexto para tentar a Jesús, para que se tire desde el lugar más alto de Jerusalén (Mateo 4:5-6, Lucas 4:11). Es por eso que debemos tener cuidado cuando interpretamos este salmo. Para eso, es muy útil leer este salmo a la luz de Romanos 8.

  1. ¿Quién es la persona que habita al abrigo del Altísimo, ¿Podrías decir que vivís bajo el abrigo de Dios? ¿Qué pensás que esta frase quiere decir? Sin dudas se refiere a la persona que confía en Dios y que vive cumpliendo su voluntad.
  2. Día tras día miles de peligros nos rodean, sin embargo, la providencia de Dios nos mantiene con vida. A veces de manera natural, a veces de manera sobrenatural, pero Dios siempre tiene cuidado de su pueblo.
  3. El v. 4 vemos que se compara a Dios con una ave madre. Así como el ave cuida a sus pichoncitos, proveyéndoles el alimento diario y el calor y cuidado necesario, Dios cuida de aquellos que confían en Él.
  4. ¿Tenés temor de que cosas malas te puedan pasar?. Este salmo nos insta a que confiemos en Dios. Los que viven al abrigo del Altísimo no deben temer lo que les pueda suceder, porque Dios mismo los protege. El Dios soberano, que creó los cielos y la tierra con el poder de su Palabra, es quien está al control de nuestras vidas.
  5. Si leemos desde los v. 5-12, podemos llegar a caer en el error de pensar que nada malo le pasará a aquellos que confían en Dios. Pero ¿Es esto cierto? Podemos ver a la luz de la Biblia que esa conclusión no es cierta. Tenemos ejemplos claros de sufrimiento de creyentes como los de José, que fue vendido por sus hermanos y echado injustamente en la cárcel; Job, quien perdió todas sus posesiones y a todos sus hijos y luego padeció de lepra; Los profetas, que en su gran mayoría fueron asesinados por las personas que no querían escuchar la Palabra de Dios y el mismísimo Señor Jesús, quien nunca pecó y sufrió una de las muertes más terribles de la historia. Podemos también concluir lo mismo a través de nuestra experiencia ¿Conocés a cristianos fieles que hayan sufrido o estén sufriendo en este momento?. Es evidente que lo que este salmo está tratando de decir es que debemos tener gran confianza en nuestro Dios a pesar de las cosas malas que nos ocurran. Además, debemos confiar en la gran bondad que hallamos en Él, en la gran bendición de la salvación y en las hermosas bendiciones que nos llegan día a día. Su aliento de vida que nos llena de vigor para seguir viviendo. La gran promesa no es que nada malo nos acontecerá, sino que incluso cuando nos sucedan cosas malas, Dios está al control de todo y utiliza estos hechos dolorosos para que nosotros podamos conocerlo, amarlo más, crecer en nuestra fe y disfrutar más de Él, para la gloria de su Nombre. En el contexto de este salmo, dijimos que Romanos 8 es un buen capítulo para tener presente mientras leemos este salmo. En este salmo vemos la victoria de los hijos de Dios sobre los males de este mundo. No que no tendremos más males, sino que somos victoriosos frente a ellos y la victoria nos la da nuestro Señor. Romanos 8:28 dice: “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.”. Por lo tanto, sabemos que todas las cosas nos ayudan a bien, incluso las malas. Dios nos ha redimido por medio del sacrificio de Jesús y ahora hasta las tragedias y dolores de este mundo se han convertido en siervos nuestros para nuestra santificación. Los problemas, las pruebas, los dolores, son herramientas que Dios usa para perfeccionar su obra en nosotros y ser glorificado. Es increíble como el apóstol Pablo dice en su carta a los Romanos: “Por causa de ti somos muertos todo el tiempo; Somos contados como ovejas de matadero. Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.” (Romanos 8:36-39 RVR). No duda en decir que, a pesar de que estaban siendo perseguidos y asesinados, los cristianos somos más que vencedores ¡Aleluya, nuestro Dios es grande y fuerte para salvar!.
  6. No saquemos este hermoso salmo fuera del contexto de la Biblia. No caigamos en el error de creer que nada malo nos puede suceder, porque cuando vengan los problemas, vamos a perder la confianza en Dios. Antes, agradezcamos a Dios en todo momento, disfrutando los momentos lindos y confiando en los momentos dolorosos, Dios ya nos ha dado la victoria en Cristo. La muerte y el pecado ya no tienen poder sobre nosotros, a pesar de que nos hagan sufrir momentáneamente. No caigas ante el mismo engaño que Satanás quiso hacerle a Jesús cuando lo tentó en el desierto. Hay muchos falsos maestros que dicen que si tenemos fe, nada malo nos va a ocurrir. Esto es lo mismo que el diablo le dijo a Jesús en el desierto. Satanás sacó el versículo de contexto, pero Jesús le mostró como ese versículo funciona dentro de todo el contexto de la Biblia.
  7. Del v. 13-16 vemos como Dios nos habla. Vemos que contamos con la protección de Dios, porque hemos puesto nuestro amor y nuestra confianza en Él.
  8. En el v. 15 vemos de nuevo la promesa de Dios, que Él siempre va a estar con nosotros, en medio de la angustia también.
  9. No hay bendición más grande que el ser salvo. Que Dios nos muestre su salvación es la mayor aspiración que podemos tener como seres humanos. No descansamos hasta que Dios nos muestra su salvación. Alégrate hoy en la salvación del Señor. Alabale con gratitud y amor por su gran misericordia y gracia, al único y sabio Dios, rey eterno que vive por la eternidad, a Él sea la Gloria.

Matías Salerno

Miembro de la Iglesia Asamblea Cristiana de Villa Devoto. Discípulo de Cristo. Ingeniero en Informática egresado de la Universidad Nacional de La Matanza. Curioso, tratando de aprender siempre algo nuevo, busco estudiar la Palabra de Dios para poder compartir el evangelio con los demás

More Posts

Follow Me:
TwitterFacebook

Comentarios

comentarios

Matías Salerno

Miembro de la Iglesia Asamblea Cristiana de Villa Devoto. Discípulo de Cristo. Ingeniero en Informática egresado de la Universidad Nacional de La Matanza. Curioso, tratando de aprender siempre algo nuevo, busco estudiar la Palabra de Dios para poder compartir el evangelio con los demás

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *