1 Timoteo: Los requisitos para los Ancianos y Diáconos (3:1-13)

Palabra fiel es ésta: si alguien aspira al cargo de obispo (supervisor), buena obra desea hacer. Un obispo debe ser, pues, irreprochable, marido de una sola mujer, sobrio, prudente, de conducta decorosa, hospitalario, apto para enseñar, no dado a la bebida, no pendenciero, sino amable, no contencioso, no avaricioso.

Que gobierne bien su casa, teniendo a sus hijos sujetos con toda dignidad; (pues si un hombre no sabe cómo gobernar su propia casa, ¿cómo podrá cuidar de la iglesia de Dios?) No debe ser un recién convertido, no sea que se envanezca y caiga en la condenación en que cayó el diablo. Debe gozar también de una buena reputación entre los de afuera de la iglesia, para que no caiga en descrédito y en el lazo del diablo.

De la misma manera, también los diáconos deben ser dignos, de una sola palabra, no dados al mucho vino, ni amantes de ganancias deshonestas, sino guardando el misterio de la fe con limpia conciencia. 10 Que también éstos sean sometidos a prueba primero, y si son irreprensibles, que entonces sirvan como diáconos. 11 De igual manera, las mujeres (diaconisas) deben ser dignas, no calumniadoras, sino sobrias, fieles en todo. 12 Que los diáconos sean maridos de una sola mujer, y que gobiernen bien sus hijos y sus propias casas. 13 Pues los que han servido bien como diáconos obtienen para sí una posición honrosa y gran confianza en la fe que es en Cristo Jesús.

1 Timoteo 3:1-13 (NBLH)

Vamos a analizar este pasaje en dos secciones: La primera, del versículo 1 al 7, habla de Obispos y ancianos; la segunda de Diáconos y diaconisas. Este habla de requisitos, instrucciones y que ellos debían (y deben) cumplir. Estaba mostrándole a Timoteo como debían ser los Siervos de Dios, con el fin de que él pudiera enseñarle a la Iglesia de Éfeso, que es donde se encontraba.

Requisitos e Instrucciones para Obispos

Primeramente me parece bueno aclarar de quién hablamos cuando decimos “Obispo”. La palabra Obispo, proviene del latín Epískopos”. En su idioma original, el Griego, separada seria Epi, significa “Sobre” o “Encima” de algo, es simplemente un prefijo Griego que se utiliza en la actualidad aun en palabras de nuestro idioma, por ejemplo Epidermis o Epicentro. Finalmente tenemos la palabra “Skopos”  que quiere decir “el que mira” o “Guardián”. Podríamos decir que es el equivalente a un Sobreveedor o supervisor. Alguien que está al frente y encargado de la iglesia local. Es bueno aclarar que Pablo menciona características similares en el libro de Tito:  

Por esta causa te dejé en Creta, para que pusieras en orden lo que queda, y designaras ancianos en cada ciudad como te mandé. Lo designarás, si el anciano es irreprensible, marido de una sola mujer, que tenga hijos creyentes, no acusados de disolución ni de rebeldía.Porque el obispo (supervisor) debe ser irreprensible como administrador de Dios, no obstinado, no iracundo, no dado a la bebida, no pendenciero, no amante de ganancias deshonestas. Antes bien, debe ser hospitalario, amante de lo bueno, prudente, justo, santo, dueño de sí mismo.Debe retener la palabra fiel que es conforme a la enseñanza, para que sea capaz también de exhortar con sana doctrina y refutar a los que contradicen.

Tito 1:5-9 (NBLH)

En este caso habla de “Anciano” que proviene de la palabra Presbyteros, que en griego significa “el más anciano”. Esto nos dice que cuando Pablo habla de Ancianos y Obispos, está hablando de un mismo cargo en la iglesia debido a que la descripción que da de ambos, comparten las mismas características. En ambos casos, Tito y Timoteo, son llamados a que deben instruir y exhortar a ciertas personas, elegidas por Dios, para que puedan cumplir estos requisitos.

Pedro les habla a los ancianos de las iglesias de Ponto, Galacia, Capadocia, Asia y Bitina. En el capítulo 5 de la primer epístola de Pedro les dice lo siguiente:

Por tanto, a los ancianos entre ustedes, exhorto yo, anciano como ellos y testigo de los padecimientos de Cristo, y también participante de la gloria que ha de ser revelada:pastoreen el rebaño de Dios entre ustedes, velando por él, no por obligación, sino voluntariamente, como quiere Dios; no por la avaricia del dinero (no por ganancias deshonestas), sino con sincero deseo; tampoco como teniendo señorío sobre los que les han sido confiados, sino demostrando ser (convirtiéndose en) ejemplos del rebaño. Y cuando aparezca el Príncipe de los pastores (el Pastor Supremo), ustedes recibirán la corona inmarcesible (que jamás se marchitará) de gloria.                                            

1 Pedro 5:1-4 (NBLH, Énfasis añadido)

Podríamos decir que los ancianos y obispos, son los Pastores de la iglesia actual, los que se encargan de la enseñanza de la palabra y velan por su rebaño en todo sentido. En ambos textos, hacen referencia a Ancianos en Plural, mas no Obispos en plural. Esto sugiere que hay un anciano principal, responsable por toda la Iglesia.

Volviendo al texto, nos encontramos con una primera frase de suma importancia:

“Palabra fiel es ésta…”

Pablo esta remarcando que lo que está a punto de decirle a Timoteo, es de suma importancia.

Podemos ver que utiliza este recurso más de una vez (algunas citas: 1 Timoteo 1:15, 4:9;  2 Timoteo 2:11; Tito 3:8)

También podemos ver este ejemplo en Jesús, el solía empezar sus mandatos precedidos por la frase de cierto os digo” o “de cierto, de cierto te digo”

Vamos a diferenciar dos tipos de instrucciones:

Deberes:

  • Irreprochable: Nos está hablando de una persona de la cual su conducta, no tiene tachadura, no hay nada de lo que se pueda acusarlo que sea real. Esto no quiere decir que no sea acusado nunca, pero si quiere decir que esas acusaciones van a ser siempre falsas. Es importante que pueda aceptar sus errores y cambiar sus fallas.

  • Marido de una sola mujer: Pablo aclara esto ya que en esos tiempos, la poligamia se practicaba de forma común.

  • Sobrio: En este caso, no está hablando de sobriedad en cuanto a borracheras, sino a que mantengamos moderación de conducta y forma de vida, tanto en nuestro hablar y con las cosas materiales también, que no sean ostentosos.
  • Prudente: Es muy similar a la anterior, en este caso podemos decir que el Pastor de una iglesia tiene que ser prudente en su conducta y también en la toma de decisiones. Es muy importante que sea prudente al predicar.
  • De conducta decorosa: Es una persona que su conducta, es digna de respeto.
  • Hospitalario: Tiene que estar dispuesta a ayudar a los necesitados o a cualquier persona que requiera su ayuda.
  • Apto para enseñar: Este es un punto no menor. Es necesario que nosotros conozcamos su palabra, que escudriñemos las Escrituras. En Tito 1:9 nos dice “Debe retener la palabra fiel que es conforme a la enseñanza, para que sea capaz también de exhortar con sana doctrina y refutar a los que contradicen.” Debemos de conocer la palabra y alimentarnos de sanas doctrinas. Muchas veces nos es necesario que alguien nos ayude en el aprendizaje, ahí es donde deben actuar estas personas.

  • Amable: Debe ser una persona que ame a los demás y demuestre su amor en acciones, gestos y palabras.
  • Buen gobernador de su Hogar, teniendo a sus hijos sujetos con toda dignidad; (pues si un hombre no sabe cómo gobernar su propia casa, ¿cómo podrá cuidar de la iglesia de Dios?). Quiero remarcar la palabra “Dignidad”. Tener a los hijos sujetos, no quiere decir obligarlos a todo y maltratarlos porque no hacen lo que sus padres quieren, es enseñarles la palabra, respetarlos y orar por ellos. Cuando es necesario corregirlos pero no degradarlos. “Padres, no exasperen a sus hijos, para que no se desalienten.” Colosenses 3:21.  Esto es, no hacerlos enojar sin motivo ni irritarlos porque si. Por eso es necesario que un Obispo tenga sabiduría e inteligencia para corregir y, así como dirige a su iglesia, dirigir su casa sabiamente.
  • Buena reputación entre los de afuera de la iglesia, esto nos dice que toda su conducta fuera de la iglesia debe ser irreprensible y debe actuar bien con las personas que no pertenecen a la iglesia. Debe ser ejemplo para los que no conocen a Cristo. Dice que “no caiga en descredito”, esto es que las personas ya no creen en lo que el obispo dice, porque sus palabras dicen algo y sus actos lo contrario. Una persona mentirosa, que no tiene una buena conducta en la sociedad, no puede ocupar el cargo.

Restricciones:

  • No dado a la bebida: No quiere decir que no pueda beber bebidas alcohólicas, pero debe ser moderadamente y sin borracheras. “Todas las cosas me son lícitas, pero no todas son de provecho. Todas las cosas me son lícitas, pero yo no me dejaré dominar por ninguna.” 1 Corintios 6:12
  • No pendenciero: Que no se entrometa en peleas o discusiones sin sentido, sino que sepa hasta donde actuar.
  • No contencioso: Una persona contenciosa, es aquella que esta siempre buscando pelea y viendo donde se pueda equivocar la otra. Siempre contradice todo. Debemos cuidarnos de no caer en esto. Siempre proclamar la verdad mediante la Palabra de Dios, pero no entrar en discusiones sin sentido ni tratar de imponer a la fuerza nuestra palabra. Esto le dice Pablo a Timoteo en su segunda carta.

Recuérdales esto, encargándoles solemnemente en la presencia de Dios, que no discutan sobre palabras, lo cual para nada aprovecha y lleva a los oyentes a la ruina15 Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que maneja con precisión la palabra de verdad”  

2 Tim 2:14-15 (NBLH)

Debemos procurar consagrarnos a Dios, para que nosotros solamente seamos un instrumento y sea el hablando a través nuestro.

  • No avaricioso: Mas adelante en su misma carta Pablo dice:

 7 Porque nada hemos traído a este mundo, y sin duda nada podremos sacar.Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto.Porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición;10 porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores”

1 Timoteo 6:7:10(NBLH)

La avaricia y el amor al dinero es uno de los más grandes males que sufre el ser humano, quien es capaz de hacer cualquier cosa por él. Es una de las mayores problemáticas de la iglesia actual, “pastores” que prometen riquezas a cambio de dinero, a cambio de algún “acto de fe”, envanecidos por querer tener más y más posesiones materiales, predican lo que la gente quiere escuchar. Se olvidan de la verdad del Evangelio y dejan de lado a Dios, engañando a miles. Procuremos no caer en eso.

  • No debe ser un recién convertido: Esto ocurre con personas que no tienen debido conocimiento de la Ppalabra. Tal vez su entrega es real, pero las responsabilidades de la Iglesia lo abruman y no sabe cómo seguir adelante debido a que no tiene las herramientas necesarias. También habla en este punto sobre el orgullo, ya que puede llegar a cegar (envanecer) su visión, espiritualmente hablando, y caer en pecado, por consecuencia en condenación.  

Requisitos e Instrucciones para Diáconos

¿Qué es un “Diacono”?  Del latín  “diacŏnus”, derivada del Griego “Diakonos”, es traducida al español como “Sirviente” o “Servidor”. Sus tareas son todas aquellas necesidades físicas de la iglesia, ya que de las necesidades espirituales el principal responsable es el Obispo (Pastor). Estas son, por ejemplo, las edilicias, la limpieza, la música, cualquier tarea de la que se nos asigne como responsable. En el capítulo 6 de Hechos hace referencia hacia la tarea de los Diáconos, que, en ese caso, era servir las mesas de las viudas mientras los apóstoles se encargaban de estudiar la palabra. Es importante remarcar que un error común es el asignar personas por su capacidad física, sin primero verificar que cumpla estos requisitos. Claro que es importante que la persona sea apta para ocupar un cargo, cualquiera sea, pero una persona que vive de la forma que Dios no quiere, no debería servir en la Iglesia.

Al igual que los obispos, los diáconos deben cumplir todos esos requisitos, por eso el texto comienza con la frase De la misma manera…”. Otra vez Pablo enfatiza esto diciendo Que también estos sean sometidos a prueba…”  al igual que los Obispos, para ser encontrados irreprensibles (Punto que ya fue explicado con anterioridad), y luego pueden servir como Diáconos.

  • de una sola palabra”: es una frase que puedo interpretar de dos maneras: Jesús enseña que nuestra palabra debe ser Si, o no.  Antes bien, sea el hablar de ustedes: ‘Sí, sí’ o ‘No, no’; porque lo que es más de esto, procede del mal (del maligno).” Mateo 5:37, esto es en el caso de juramentos. Debemos ser firmes con lo que decimos. Mi otra interpretación es que muchas veces vamos a ser confrontados por los demás, en ese momento nuestra palabra, nuestras creencias deben permanecer firmes a lo que dice la Biblia. No podemos conformar a todo el mundo, ni lo vamos a hacer porque el mundo nos odia. Por eso debemos ser de Una sola palabra. En la versión RVR1960 esta frase se traduce como “Sin doblez”, podemos interpretar que nos dice que nuestro discurso debe ser siempre el mismo.
  • “ni amantes de ganancias deshonestas”: Ya vimos este tema en la sección anterior, es la avaricia, el amor al dinero
  • “sino guardando el misterio de la fe con limpia conciencia”: El misterio de la fe, se refiere a las Doctrinas del evangelio. Habla de la “Fe” Como verdades, como un todo en sí misma. Cuando dice guardarlo, no es que debemos esconderlo, debemos cumplir sus mandatos tal y como está escrito en su palabra. Con limpia conciencia, no teniendo rencores, envidias, enojo, malas acciones o cualquier otra cosa que estorbe nuestra relación diaria con Dios.
  • Las mujeres diaconisas deben cumplir también todos los requisitos anteriores. Quiero resaltar “no calumniadoras”. Una calumnia es una acusación falsa o un chisme sin fundamento, tanto las mujeres, como hombres, deben alejarse de este tipo de actos y evitarlos. Pablo le dijo a los Filipenses Hagan todas las cosas sin murmuraciones ni discusiones” Filipenses 2:14 (NBLH). Él les estaba hablando a los filipenses sobre la obediencia. Les decía “Sirvan, sin murmuraciones”. Las diaconisas deben ser sobrias en su manera de vestir y comportarse, al igual que vimos en los primeros requisitos, fieles a su servicio y sus hermanos.
  • “Pues los que han servido bien como diáconos obtienen para sí una posición honrosa y gran confianza en la fe que es en Cristo Jesús”Este versículo nos quiere decir que, cuanto mejor es nuestro servicio, mejor va a ser nuestra confianza en Cristo y vamos a ser honrados por nuestro testimonio, nuestra forma de vida.

Cómo conclusión, vemos que no cualquiera puede servir en la Iglesia como diácono o como pastor, sino que debe cumplir con requisitos que demuestran madurez en el Evangelio. Podemos decir que al fin y al cabo, estos pasajes muestran la forma práctica en que se manifiesta el fruto del Espiritu, es decir, el nuevo nacimiento. Todos deberíamos buscar y anhelar cumplir estos requisitos, pero aún más aquellos que han sido llamados para el ministerio de la Iglesia.

“Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.”

Gá. 5:22‭-‬23 (RVR1960)

 

Matías Cardo

Matías Cardo

Soy parte de Asamblea Cristiana Villa Devoto, allí sirvo en el ministerio de Alabanza, y Sonido. También soy estudiante de Música. Espero que lo que escriba en este Blog pueda ayudarte a estar mas cerca de nuestro Papa celestial! Que Dios te bendiga!

More Posts

Follow Me:
Facebook

Comentarios

comentarios

Matías Cardo

Matías Cardo

Soy parte de Asamblea Cristiana Villa Devoto, allí sirvo en el ministerio de Alabanza, y Sonido. También soy estudiante de Música. Espero que lo que escriba en este Blog pueda ayudarte a estar mas cerca de nuestro Papa celestial! Que Dios te bendiga!

Un comentario en “1 Timoteo: Los requisitos para los Ancianos y Diáconos (3:1-13)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *