Lucas 9: Jesús enseña valiosas lecciones a sus discípulos

Contenido

Vemos unos cuantos relatos en este pasaje.

La misión de los doce

Jesús envía a sus doce discípulos a predicar el evangelio y les da autoridad y poder para sanar enfermedades y expulsar demonios. La creciente influencia de Jesús llama la atención de Herodes Antipas.

Alimentación de los Cinco Mil

Jesús comenzó a enseñar en la ciudad de Betsaida. Una gran multitúd lo siguió y les enseñó acerca del reino de Dios. Pero el tiempo pasó y la gente no tenía nada para comer. Es entonces que Jesús realiza la señal milagrosa de alimentar a cinco mil hombres. Es importante notar que aquí no se cuentan a sus mujeres e hijos que estaban acompañándolos. Así que en realidad Jesús alimentó a muchísima gente más. Además de esto, Jesús les da una enseñanza a sus discípulos acerca de la confianza en Dios.

La confesión de Pedro

Jesús confronta a sus discípulos para saber qué es lo que ellos creían acerca de Él. Pedro, en nombre de todos, responde: “El Cristo de Dios”. Cristo quiere decir Mesías, es decir, el ungido de Dios. El Salvador del que hablaban los profetas del Antiguo Testamento. Jesús les advierte que no le digan esto a nadie y les anuncia acerca de su pronta muerte. También les advierte a los discípulos que si quieren seguirlo, van a tener que estar dispuestos a perder su vida, pero esto será ganarla.

La Transfiguración

Jesús toma a Pedro, Juan y Jacobo, quienes formaban el círculo más intimo de su grupo de discípulos y sube a orar al monte. Allí su apariencia cambia, su ropa se hizo blanca y resplandeciente. También aparecen Elías y Moisés. Pedro, Jacobo y Juan vieron la gloria de Jesús. Pedro mismo dice que no quería irse de allí. Entonces una voz del cielo dijo: “Este es mi Hijo, mi Escogido, oigan a Él”. Luego la apariencia de Jesús volvió a la normalidad.

Jesús sana a un endemoniado

Un hombre de una gran multitud le pide a Jesús que sane a su hijo endemoniado que lo inducía a un carácter bestial y extremadamente violento. Este hombre llamó a los discípulos primero, pero estos no pudieron sanar al muchacho. Jesús se enoja con la multitud, que al parecer no tenían fe y esperaban que Jesús fracase en curar al muchacho. Jesús lo sana y todos quedan admirados de la grandeza de Dios.

Jesús enseña a sus discípulos

Desde los vv. 44-56, vemos como Jesús enseña a sus discípulos sobre distintos asuntos del reino de Dios:

  1. Anuncia su muerte nuevamente, aunque sus discípulos no entendían de que hablaba
  2. Los discípulos comenzaron a discutir entre ellos acerca de quien sería el mayor en el reino de Dios, y Jesús les enseña que el mayor es el que sea el siervo de todos. El menor entre ellos sería el mayor

Los discípulos parecen no darle la suficiente importancia a lo que Jesús les decía acerca de su muerte, ya que se ocupaban más por discutir entre ellos que en tratar de discernir que era lo que Jesús había querido decir. También vemos en el v. 51, que Jesús afirma su rostro para ir a Jerusalén. La sombra de la cruz está pesando en los hombros del Señor en este momento. Y en todo este capítulo vemos que detrás de todo lo que hace, Jesús tiene en mira la cruz.

Luego de esto, Jesús reprende a Juan y Jacobo, quienes querían mandar fuego del cielo que consuma a las personas que no quisieron recibirlos.

Lo que demanda el discipulado

Desde el v. 57 en adelante, vemos personas que ponían excusas por las cuales no podían seguir a Jesús en ese momento. Jesús les muestra lo que significa realmente ser su seguidor.

Personajes principales

  • Jesús: En este capítulo, vemos un énfasis en la enseñanza que Jesús le daba a sus discípulos. Además vemos como la sombra de la cruz se hace presente en todo este capítulo, marcando el tono en que Jesús les habla a ellos.
  • Los discípulos: En este capítulo nos muestra lo duro que eran los discípulos para aprender las lecciones que Jesús les daba. En más de una ocasión, Jesús los reprende. Tenemos que identificarnos con ellos. Al igual que ellos, somos tardos para aprender las lecciones del Señor

Referencias

  • La alimentación de los cinco mil es una demostración de poder que refleja la de Moisés cuando pidió a Dios que alimente al pueblo en el desierto. Aquí también nos encontramos en un desierto, y la gente no tiene alimento. A diferencia de Moisés, Jesús no tuvo que pedirle a Dios que los alimente. Él mismo lo hizo.
  • En la transfiguración, vemos a Moisés (que representa a la Ley del Antiguo Testamento) y a Elías (que representa a los profetas del Antiguo Testamento)
  • Cuando Jacobo y Juan le dicen a Jesús si quería que oren para que caiga fuego del cielo para consumir a las personas que se rehusaron a recibir a Jesús, Él los reprendió. Esta es una clara referencia a la vez que Elías oró para que caiga fuego del cielo y también cuando Eliseo oró para que un oso devore a quienes se burlaron de él

Palabras Clave

Doce, Discípulo, Cruz, Transfiguración, Alimentación, Confesión, Cristo, Elías, Moisés

Versículo elegido

” Y a todos les decía: “Si alguien quiere seguirme, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día y sígame.”

Lucas 9:23 (NBLH)

Este versículo es un mensaje que siempre tenemos que recordar. Jesús les decía a todos. Esto es porque es muy sencillo que alguna persona pierda de vista lo que significa seguir a Jesús.

Ver el plan de redención

En este capítulo podemos ver el plan de redención desarrollarse por muchos lados. Sabemos, por lo que nos cuenta el apóstol Juan en su evangelio, que la alimentación de los cinco mil tiene gran significancia teológica. Primero vemos que Jesús demuestra mayor poder que Moisés con su gran señal, cumpliendo la profecía que el mismo Moisés dijo de que vendría un profeta mayor que él. Además, vemos claramente la significancia de este milagro: Es Jesús quien nos da el verdadero alimento que necesitamos. Él es el pan de vida. Este es el punto de ese milagro. Podes verlo en más detalle en nuestro post Yo Soy El Pan de Vida y también podes escucharlo en el sermón Yo Soy el Pan de Vida: (Sermón).

La confesión de Pedro es muy remarcable aquí. Por la gracia de Dios, él había sido capaz de entender la verdad acerca de Jesús: Él es el Cristo, el Ungido de Dios. Pero vemos que Jesús les dice que no digan a nadie de esto. Esto es porque todo lo que estaba escrito debía cumplirse, es decir, Jesús debía morir en la cruz por los pecados de todos nosotros.

Además vemos que Jesús habla continuamente de su muerte en la cruz en este pasaje. Es evidente que la hora se estaba acercando y que pronto tendría que padecer en lugar de los pecadores. Vemos que Él tiene que “afirmar su rostro” para ir a Jerusalén. Esto nos muestra la valentía de Jesús en su naturaleza humana para obedecer al Padre hasta la muerte. Y todo esto lo hizo para pagar el precio por nuestra salvación.

En la Trasnfiguración, los discípulos tienen un vistazo aún mayor de la Divinidad de Jesús, cuando contemplan su gloria. También ya señalamos el significado teológico de la aparición de Elías y Moisés en aquella situación:

  • Moisés, el más grande profeta del judaísmo, fue la persona que Dios usó para darles a los hijos de Israel la Ley. Por medio de él, Dios estableció el pacto con Israel. La Ley tiene distintos propósitos en la historia de la redención:
    • Sirve como instrumento para exponer la realidad del pecado en nuestra vida
    • Los rituales y ceremonias de purificación diferenciaban a los israelitas de todas las demás naciones, denotando que habían sido escogidos y santificados por Dios y los rituales de expiación y propiciación de pecado servían para el perdón de pecados.
    • Estos rituales en realidad no tenían poder en sí mismos, sino que debían ser aceptados por fe y por último, ser una guía al verdadero sacrificio que nos santifica y nos libra de los pecados, Cristo Jesús
  • Elías, el profeta de Dios representa a todos los demás profetas que no están contenidos en la Ley de Moisés, por ejemplo: Isaías, Jeremías, Ezequiel, Daniel, Habacuc, Oseas, Malaquías, etc.. Los profetas fueron los hombres que anunciaban la Palabra de Dios a Israel durante el tiempo de los reyes. Estos por lo general denunciaban la corrupción de Israel, anunciaban el juicio de Dios y por sobre todo, anunciaban la llegada del Mesías
  • Cuando en el monte de la Transfiguración, el Padre dice que es a Jesús a quien debemos oir, está diciendo que Jesús es incluso más importante que la Ley y los profetas. Es la revelación máxima de Dios. No hay mayor revelación que Dios viviendo entre nosotros. Además, en Jesús, la Ley y los profetas se cumple totalmente, y por eso es a Él a quien debemos oir. Es a través de Él que debemos interpretar toda la Escritura, incluso la Ley y los profetas

Por último, podemos ver el alto costo de seguir a Jesús. Esto también es parte del plan de redención, porque es lo que todo cristiano debe hacer, si desea ser salvo. Esto es, seguirlo, negar su propia vida y morir. La cruz no era un símbolo de paz y esperanza como lo es hoy en día. Cuando Jesús le decía a un judío que debía tomar su cruz y seguirlo, lo que le estaba diciendo es que debía estar dispuesto a morir una muerte muy vergonsoza, reservada solo para la peor clase de criminales que existía en el mundo antiguo. Este es el tipo de mente que un cristiano debe tener. Debe seguir a Cristo, por más humillante y mortal que esto sea, y sólo si hace esto, es que demuestra realmente haber sido salvo.

Enseñanza

Este es un capítulo muy largo, por lo que tiene muchas enseñanzas muy valiosas. Algunas las comenté en la sección “Ver el plan de redención”.

Una enseñanza muy interesante que se puede ver en los vv. 3-5 y luego en el relato de la alimentación de los cinco mil es la de la provisión de Dios para quien le sirve. Jesús les dice a sus discípulos que “No tomen nada para el camino” ¿Qué se supone que van a comer? ¿Dónde van a dormir? Luego vemos de nuevo algo sumamente llamativo. Cuando había que despedir a las personas de la multitud, Jesús les dice a los discípulos: “Denles ustedes de comer”(v. 13). Pero ellos no tenían con que alimentar a toda esa gente. Lo interesante es que cuando todos comieron y se saciaron sobraron doce cestas llenas. En el relato paralelo en Juan vemos que lo mismo sucede (Juan 6:13) ¿Por qué sobraron justo doce cestas? Esto es porque Jesús estaba tratando de mostrarles algo a los discípulos: Él tiene poder suficiente para proveer todo lo que ellos necesitan. Ellos no tenían para alimentar a toda la gente, pero Jesús les proveyó y les dio además una cesta llena de alimento a cada uno de sus discípulos. Nunca debemos dudar de la providencia de Dios. Él tiene cuidado de los suyos. Siempre nos dará todo lo que necesitamos.

También les dejó otra lección a sus discípulos: Cuando ellos estaban discutiendo entre sí quién sería el mayor de todos, Jesús les dijo que el más humilde y pequeño entre ellos sería el mayor. En el reino de Dios, el que más autoridad tiene es quien sirve más a los demás. Jesús, Dios mismo nos sirvió a nosotros con su vida y su sangre derramada en la cruz para que podamos ser salvos. Esto debería servir de ejemplo para que nosotros podamos servir a los demás y nos esforcemos por servir a los demás.

Matías Salerno

Miembro de la Iglesia Asamblea Cristiana de Villa Devoto. Discípulo de Cristo. Ingeniero en Informática egresado de la Universidad Nacional de La Matanza. Curioso, tratando de aprender siempre algo nuevo, busco estudiar la Palabra de Dios para poder compartir el evangelio con los demás

More Posts

Follow Me:
TwitterFacebook

Comentarios

comentarios

Matías Salerno

Miembro de la Iglesia Asamblea Cristiana de Villa Devoto. Discípulo de Cristo. Ingeniero en Informática egresado de la Universidad Nacional de La Matanza. Curioso, tratando de aprender siempre algo nuevo, busco estudiar la Palabra de Dios para poder compartir el evangelio con los demás

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *