Catecismos: Una práctica cristiana

¿Que son los catecismos? ¿Para qué nos sirven? Hoy en día no se usan en la mayoría de las iglesias y pocas veces escucho que se hablen de ellos para nada. Sin embargo, son muy útiles para la vida y el crecimiento tanto de cristianos nuevos como de cristianos más antiguos. Vamos a ver cómo estas herramientas nos ayudan en la carrera cristiana. 

Empecemos por preguntarnos, ¿qué es un catecismo? Catecismo viene de la palabra griega “katechein”, que significa “enseñar oralmente”, “instruir con palabras” o “adoctrinar”. Son escritos en forma de preguntas y respuestas que tratan sobre las bases de la doctrina cristiana, varían en longitud, algunos estan orientados a niños y otros a adultos, pero todos tienen el mismo objetivo: son una herramienta para enseñar la doctrina cristiana de las iglesias a los miembros. Los catecismos de Heidelberg y el de Westminster son generalmente los más conocidos, pero cada iglesia (en cierto modo) posee su propio catecismo. Hoy en día son mas cortos, redactados de distinta manera y usualmente con otros nombres como “declaraciones de fe” o en resumenes como el que tiene esta pagina titulado “¿En qué creemos?”, pero igualmente su funcionalidad es la misma, aunque puede que no sean tan completos y bien elaborados como los catecismos.

Algunas características que poseen son:

  • Están escritos en forma de preguntas y respuestas.
  • Todos sus términos están justificados bíblicamente, contienen citas y algunos tienen breves explicaciones.
  • Cualquier iglesia puede elaborar uno propio, lo que permite adaptarlo a las necesidades puntuales de la congregación.
  • Están pensados para ser compartidos, aprendidos y enseñados por toda la congregación, mas que para enseñar individualmente.

Pero ahora nos preguntamos, ¿para que sirven? La palabra significa “enseñar oralmente”, por lo tanto deben servir para enseñar, y si sirven para enseñar, sirven también para ser aprendidos. En sí los catecismos son una herramienta para enseñar doctrina, ya sea para enseñarla a nuevos miembros, así también como para que cualquiera interesado en saber qué creemos como cristianos pueda tener donde buscar (ya que la mayoría no se va a poner a leer toda la Biblia). También hay muchos catecismos adaptados para niños, lo que los convierte en una buena herramienta a la hora de enseñarles a los mas pequeños sobre las cosas de Dios. Algo muy importante para destacar es lo siguiente, NO sirven para reemplazar la Escritura como única autoridad y regla de fe y NO sirve memorizarlos si no entendemos las verdades bíblicas que están detrás de las respuestas. Fueron creados como herramientas para actuar en conjunto con la Biblia, no para reemplazarla. Memorizarlos es útil, ayudan a la hora de evangelizar para tener los conceptos más organizados y ayudan a la hora de presentar defensa de nuestra esperanza, si y sólo si también memorizamos, o al menos entendemos, los textos bíblicos detrás de los catecismos.

Una de las características de los catecismos es que fueron diseñados para ser aprendidos por toda la congregación, en especial para enseñar a los niños y a los nuevos creyentes. Personalmente me sirvieron para aclarar y poner en palabras cosas que no sabía expresar. Una pregunta frecuente que me encontraba en problemas para explicar es “¿como sabemos que hay un Dios?”, y un amigo muy querido me paso el catecismo de Westminster, y resulto ser de ayuda para encontrar una respuesta bíblica y concisa. Este es el fragmento del que hablo.

P. 2. ¿Cómo sabemos que hay Dios?

R. La mera luz de la naturaleza en el hombre y las obras de Dios  manifiestan plenamente que él existe, c) pero su palabra y espíritu son los únicos que suficiente y eficazmente lo revelan a los hombres para la salvación de ellos. d)

c) Rom. 1:19-20 Véase Sal. 19:1-3

d) II Tim. 3:15-17 ; I Cor. 2:10.

Gracias a Dios por las personas que se tomaron la tarea titánica de formular estos catecismos con la meta de instruir a los nuevos creyentes y a los niños, aunque no sólo sirven para eso, también son herramientas útiles para lideres nuevos o en formación y me atrevo a decir que hasta son útiles para pastores y ancianos, en el caso de estos últimos no para enseñarles, sino para ayudarlos a poner en respuestas sencillas las verdades bíblicas. Me gustaría animarte a que preguntes a tu pastor si tienen documentos de este estilo, o a buscar un catecismo online, y que puedas leerlo y memorizarlo.

Por último quiero terminar con una cita acerca de la importancia bíblica de los catecismos, y de como nos ayudan en nuestra carrera por la santidad.

“En su carta a los Galatas, Pablo escribe: “El que es enseñado en la palabra, haga participe de toda cosa buena al que lo instruye.” (Galatas 6:6). La palabra griega para “El que es enseñado” es katechoumenos, es decir “alguien que es catequizado. En otras palabras, Pablo esta hablando acerca de un cuerpo de doctrina cristiana (catecismo) que fue enseñada a ellos por un instructor. Las palabras “toda cosa buena” probablemente significa soporte financiero también. A la luz de esto, la palabra koinoneo, que significa “compartir” o “tener comunión”, se vuelve aún más rica. El sueldo de un maestro cristiano no debe ser visto simplemente como paga sino como una forma de “comunión”. Catequesis no es un servicio más que debe ser pagado, sino que es una comunión mutua de compartir las dádivas de Dios.

Si retomamos esta práctica bíblica en nuestras iglesias, vamos a encontrar de nuevo a la Palabra de Dios “morando con abundancia en nosotros” (Colosenses 3:16), porque la práctica de la catequesis toma la verdad profundo dentro de nuestro corazón, para que pensemos en términos bíblicos apenas tengamos uso de la razón.” – Timothy Keller

Entonces concluimos que la práctica del catecismo es bíblica, nos ayuda a pensar en términos bíblicos para poner en palabras verdades complejas, nos ayudan como iglesia a enseñar a la congregación como cuerpo y nos facilita la enseñanza a los niños y a los nuevos creyentes, nos ayudan a presentar una mejor defensa del evangelio y son una herramienta para persuadir a gente no alcanzada. Todo esto siempre y cuando los usemos responsablemente, no usándolos como reemplazo de la Palabra, ni volviéndolos una tradición legalista.

¡Que el Dios de esperanza los llene de todo gozo y paz en el creer, para que abunden en esperanza por el poder del Espíritu Santo!

Links a algunos catecismos. Aclaro que en Discipulado Cristiano no estamos de acuerdo con todas las doctrinas escritas en ellos, pero en general son reconocidos y se mantuvieron a lo largo del tiempo.

Luis Marchini

Luis Marchini

Miembro de la Iglesia Asamble Cristiana Villa Devoto. Soy un recien llegado a la fe, teniendo poco mas de un año desde que Dios se volvio el centro de mi vida. Aun asi mi objetivo es claro, glorificar a Dios en todo, confiando en El, obedeciendolo y disfrutandolo cada dia mas. Y le agradezco la oportunidad que me da de bendecir a mis hermanos y de crecer juntos.

More Posts

Comentarios

comentarios

Luis Marchini

Luis Marchini

Miembro de la Iglesia Asamble Cristiana Villa Devoto. Soy un recien llegado a la fe, teniendo poco mas de un año desde que Dios se volvio el centro de mi vida. Aun asi mi objetivo es claro, glorificar a Dios en todo, confiando en El, obedeciendolo y disfrutandolo cada dia mas. Y le agradezco la oportunidad que me da de bendecir a mis hermanos y de crecer juntos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *