Una pequeña devoción: 2 Tesalonicenses 2:13-17

En su segunda carta a los tesalonicenses Pablo les escribe para consolarlos debido a la persecución que sufren, corregir ciertas ideas acerca de la segunda venida de Cristo y exhortarlos para confrontar a las personas que a pesar de llamarse cristianas no viven conforme al evangelio y la fe que dicen tener. En medio de esta carta, se encuentra un pasaje maravilloso, una oración llena de afecto por Dios y por sus hermanos. Vamos a analizar lo que Pablo escribe en 2 Tesalonicenses 2:13-17.

Pero nosotros siempre tenemos que dar gracias a Dios por ustedes, hermanos amados por el Señor, porque Dios los ha escogido desde el principio para salvación mediante la santificación por el Espíritu y la fe en la verdad. Fue para esto que El los llamó mediante nuestro evangelio, para que alcancen (ganen) la gloria de nuestro Señor Jesucristo. Así que, hermanos, estén firmes y conserven (retengan) las doctrinas que les fueron enseñadas, ya de palabra, ya por carta nuestra. 

Y que nuestro Señor Jesucristo mismo, y Dios nuestro Padre, que nos amó y nos dio consuelo eterno y buena esperanza por gracia, consuele sus corazones y los afirme en toda obra y palabra buena. (2 Tesalonicenses 2:13-17 NBLH)

¿Por qué da gracias Pablo?

Si hay algo por lo que siempre debo agradecer es por la misericordia de Dios hacia mis hermanos, y no solo yo, todos los que somos de Cristo tenemos que agradecer y alabar la misericordia que mostró para con nosotros y los que llamamos hermanos. Textos como este nos recuerdan lo mucho que nos es necesario amarnos los unos a los otros. Puntualmente Pablo agradece por la elección de Dios para salvación de sus hermanos, y la manera en la que Dios decidió llevar a cabo esa salvación, por medio de la santificación en el Espíritu y la fe en la verdad.

¿Para qué fuimos llamados?

Todos los cristianos fuimos llamados de la misma manera, por medio del evangelio de Cristo, ya sea leyendo la Biblia con nuestros propios ojos, o por alguna persona que abrió su boca y proclamó la excelencia y la belleza de nuestro Señor, de como nos rescató de nuestra condición horrenda y nos dio vida, todo esto por gracia, siendo nosotros absolutamente indignos el mostró amor hacia sus criaturas. Pero hay una finalidad en este acto de llamamiento, que alcancemos la gloria de nuestro Señor Jesucristo. El fin del evangelio es Dios, y no podría ser de otra manera, Él es el principio del evangelio, Él es el centro del evangelio y Él es el fin del evangelio. Pedro nos dice que la muerte de Cristo fue para llevarnos a Dios (1 Pedro 3:18 NBLH).

Así que…

Si nuestro objetivo es alcanzar la gloria de nuestro Señor, debemos estar firmes y conservar las doctrinas bíblicas. Y esto nos devuelve a lo que Pablo describe antes como “santificación por el Espíritu”, santificación que solo se puede dar a través de la Palabra de Dios. Quien nos permite contemplar la gloria de Dios en Cristo, es Dios mismo con su Espíritu. De lo cual también escribió Pablo en 2 Corintios 4:1-6 NBLH.

Dependemos de Dios

Para finalizar, Pablo eleva una oración, para pedirle a Dios que nos consuele y nos afirme en toda obra y palabra buena. Y esto es clave hermanos, no pensemos ni por un instante que nos mantenemos con nuestras propias fuerzas y la disciplina de nuestra mente, sino que es Dios mismo quien nos afirma y nos consuela, que nos da las fuerzas para estar firmes y resplandece en nuestros corazones para que comprobemos sus enseñanzas. Y si no podemos hacer nada por nosotros mismos, sino que para todo dependemos de Dios, nuestra esperanza es firme, porque el es fiel.

Luis Marchini

Luis Marchini

Miembro de la Iglesia Asamble Cristiana Villa Devoto. Soy un recien llegado a la fe, teniendo poco mas de un año desde que Dios se volvio el centro de mi vida. Aun asi mi objetivo es claro, glorificar a Dios en todo, confiando en El, obedeciendolo y disfrutandolo cada dia mas. Y le agradezco la oportunidad que me da de bendecir a mis hermanos y de crecer juntos.

More Posts

Comentarios

comentarios

Luis Marchini

Luis Marchini

Miembro de la Iglesia Asamble Cristiana Villa Devoto. Soy un recien llegado a la fe, teniendo poco mas de un año desde que Dios se volvio el centro de mi vida. Aun asi mi objetivo es claro, glorificar a Dios en todo, confiando en El, obedeciendolo y disfrutandolo cada dia mas. Y le agradezco la oportunidad que me da de bendecir a mis hermanos y de crecer juntos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *