Hora de Levantarse

“¿No has sabido, no has oído que el Dios eterno es Jehova, el cual creó los confines de la tierra? No desfallece, ni se fatiga con cansancio, y su entendimiento no hay quien lo alcance. Él da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas.”

Isaías 40:28-29 (RVR1960)

alarm-clock

Me despierto a la mañana, faltan 10 minutos para que suene el despertador y todo lo que puedo pensar es “Que cansado que estoy”. Corremos de acá para allá, tratando de exprimir cada segundo de nuestras vidas al máximo para poder hacer todas las actividades que tenemos es bueno poder parar la pelota un momento y tomarnos un tiempo para tener intimidad con Dios. Es fundamental para nuestras vidas el obtener nuevas fuerzas y nueva energía y la Biblia dice q es Dios quien nos da la fuerza cuando ya no tenemos más.

El mundo en el que vivimos carece de gracia, porque esta alejado de Dios. Al acercarnos a Dios y ser bendecidos por su amor inmerecido, su paz que sobrepasa todo entendimiento, obtenemos esa gracia necesaria para salir a un nuevo día. El día que creó el Señor para que lo adoremos y para que podamos comprobar su amor y la alegría de ser hijos de Él. Si estas cansado, si no tenes fuerza, acercate al único trono en el cuál vas a hayar gracia, el Trono de Dios y alegre, sali a disfrutar de un nuevo día que el Señor creó.

Gracias Dios por este nuevo día que creaste en el cuál bajo tu gracia puedo respirar el dulce amor que vos me das, dame fuerzas Señor para que este día pueda llevar a cabo todo lo que vos tenes preparado para mi. Confío en vos, fuente de toda mi fuerza y mi ayuda en la debilidad. Tu nombre sea bendecido en este día, amén.

El Mandato del Amor

“No hay un amor más grande que el dar la vida por los amigos.”

Juan 15:13 (NTV)

El Señor nos dejó un mandato mientras estuvo acá en la Tierra y cuando ya estaba preparado para enfrentar el calvario, durante la última cena. Él dijo que debemos amarnos unos a otros como Él nos amó. ¿Qué clase de amor es este? Él mismo lo dice, es aquel amor de la persona que está dispuesta a dar su vida por sus amigos, refiriéndose a sí mismo, que estaba por entregar su propia vida para salvación nuestra.

Podemos destacar de este versículo también que el Señor nos vuelve a llamar amigos de Él, esto es porque nos comparte todo acerca de su obra acá en la tierra y lo que más se sobresale es que debemos amarnos unos a otros, de tal forma que debemos estar dispuestos a dar nuestra vida por los demás. A veces nos resulta tan difícil querer a ese hermano que el otro día no nos saludó, o a aquel que nos trato de mala manera, o incluso alguien que simplemente no comparte nuestra forma de ver las cosas. Este versículo debe invitarnos a reflexionar acerca de nuestras actitudes, de nuestro amor hacia los demás. Si seguimos leyendo el próximo versículo, tenemos la clave para poder ser amigos del Señor. Él dice: “Ustedes son mis amigos si hacen lo que yo les mando”, es decir amarnos de la misma forma que Él nos amó.

Leer más

¿Por qué a mí?

“Porque envidiaba a los orgullosos cuando los veía prosperar a pesar de su maldad” Salmos 73:3 (NTV)

Cuántas veces nos preguntamos durante nuestra vida: ¿Por qué me va mal si me esfuerzo en todo lo que hago y trato de vivir agradando a Dios y las personas que viven en contra de la voluntad de Dios prosperan?

Como humanos cometemos el error de creer que nuestra fe es una especie de contrato en el que si nosotros nos comportamos bien, en la vida todo nos va a ir bien y cuando comenzamos a tener pruebas creemos que Dios no está cumpliendo con su parte del contrato. Sin embargo la Biblia tiene muchos ejemplos que demuestran que no siempre esto es una regla; Basta con observar la historia de Job, un hombre tan recto y justo que Dios mismo lo ponía como ejemplo y le decía a Satanás que considerará su rectitud. Cuando él pasó por su tremenda prueba, tuvo la misma pregunta: ¿Qué hice yo para merecer esto?¿Por qué me pasa esto a mi?

Leer más