Escribiendo Sinfonías

El otro día, navegando por Internet, me encontré con un video de una de las sinfonías de Beethoven que me llamó la atención. Éste mostraba por medio de un gráfico de barras, como si fuera una línea de tiempo, la forma y el instante en el que cada uno de los instrumentos iban tocando. Es así como, inesperadamente, ya que la música es un tema del cual no conozco demasiado, el Señor trajo un nuevo mensaje a mi vida mediante un interrogante: ¿Qué tal si cada uno de nosotros somos unos de esos instrumentos?

Leer más

El Equipo de Dios

image

¡Vamo’, vamo’, Argentina, vamo’, vamo’ a ganar!

Me encanta el Fútbol, es un deporte apasionante. Es tan divertido, dinámico, sencillo y hermoso. Cuando juego, todos los problemas desaparecen. Durante esa hora/hora y media, mi mayor preocupación es que la pelota entre al arco contrario y que no entre en el propio. En fin, no hay dudas de que por esto y mucho más es el deporte más popular del mundo.
Es triste que hoy en día esté siendo opacado por los escándalos de corrupción que se encuentran alrededor de él. Pero no es el tema del que quiero hablar hoy, quizás en otro momento lo haga.
De niño muchas veces desee poder jugar en la selección Argentina, es el sueño de todo argentino amante del fútbol. No me costó mucho darme cuenta que no iba a ser nunca seleccionado para participar en la Copa del Mundo. El fútbol nunca fue mi mejor habilidad (por no decir que soy bastante malo, a pesar de ser zurdo como Maradonna o Messi).

Se esta disputando la Copa América, el torneo internacional más antiguo del mundo. En este tipo de torneos participan los mejores jugadores de cada país, por lo que sólo 22 personas cuentan con este privilegio. Imaginemos que debe sentir cada jugador al ser seleccionado, al saber que fue elegido por encima de muchísimos jugadores. Que especial deben sentirse

¿Cuantas veces nos hemos sentido así de especiales? Lo cierto es que por momentos sentimos todo lo contrario. Creemos que no somos especiales, que no tenemos nada para aportar a este mundo. Dejame decirte que eso es un terrible engaño.

Leer más