Es hora de tomar responsabilidad

Si afirmamos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos y no tenemos la verdad.  Si confesamos nuestros pecados, Dios, que es fiel y justo, nos los perdonará y nos limpiará de toda maldad. Si afirmamos que no hemos pecado, lo hacemos pasar por mentiroso y su palabra no habita en nosotros.

1 Juan 1:8-10 (NVI)

Es muy común escuchar a los Jóvenes hoy en día decir frases como: “Yo soy así y no voy a cambiar”, ” La culpa es de mis papás que no me dieron la atención suficiente cuando crecía”, “¿Quién sos vos para juzgarme?”, por nombrar algunas. En estos tiempos post-modernos, donde la subjetividad y la individualidad están a la orden del día, una gran mentira del pensamiento humano caído se está metiendo en nuestras iglesias: No somos responsables por nuestra maldad.

(más…)