Transformados a su Imagen

“Así que, todos nosotros, a quienes nos ha sido quitado el velo, podemos ver y reflejar la gloria del Señor. El Señor, quien es el Espíritu, nos hace más y más parecidos a él a medida que somos transformados a su gloriosa imagen.” (2 Corintios 3:18 NTV)

Una canción* de un famoso cantante cristiano está basada en este versículo. Y cada vez que la escucho resuena en mi corazón su letra. Su coro dice “Quiero ser más como tú, ver la vida como tú, saturarme de tu Espíritu y reflejar al mundo tu amor”. Nuestro lugar como hijos de Dios es predicar el evangelio, ser luz en un mundo que necesita de Dios y cada día ser más parecidos a Jesús. (más…)