Un Llamado a Dejarlo Todo

Cuando Pedro, Juan, Santiago y Andrés estaban volviendo de sus actividades pesqueras, la figura de Jesús se cruzó frente a ellos. No era la primera vez que se cruzaban con él, pero este encuentro cambiaría por completo sus vidas. A partir de ese día, ellos dejaron todo a un lado para seguir a Jesús. Vamos a analizar las circunstancias que rodearon este llamado…

Leer más

Cuando no puedo orar: Parte 1

No hay forma de enfatizar cuán importante es la oración para la vida de los creyentes, para los matrimonios, para la Iglesia y para la expansión del Reino de los Cielos. Ahora, ¿qué pasa cuando no sentimos el deseo de orar? ¿Qué podemos hacer si nos cuesta concentrarnos cuando oramos? ¿Qué consecuencias puede traer la falta de oración? Es común que en nuestro ámbito nos encontremos con gente que nos dice que les cuesta leer la Biblia, pero jamas me encontré con alguien que me diga “me cuesta orar” o “no cambia nada cuando oro”; pareciera que todos lo hacemos perfectamente. Sin embargo, muchas veces esto sucede porque nos acostumbramos a una forma de oración repetitiva, que se adapta a la rutina diaria, y no a la experiencia sobrenatural de hablar con Dios, que es capaz de cambiar al mundo.  Leer más

Pequé, ¿Y ahora qué?

¿Y ahora qué sigue? ¿Qué piensa Dios? ¿Por qué justo a mí?
Estas preguntas vinieron a mi mente muchas veces, luego de caídas o simplemente por darme cuenta de mi naturaleza pecadora. Espero que Dios traiga paz a tu vida por medio de mis palabras y que pueda restaurar tu corazón para que puedas seguir conociendo y profundizando tu relación personal con Él.

Leer más

Desde la cruz: “Hoy estarás conmigo en el paraíso”

Uno de los malhechores que estaban colgados allí Le lanzaba insultos (blasfemias), diciendo: “¿No eres Tú el Cristo? ¡Sálvate a Ti mismo y a nosotros!”

 Pero el otro le contestó, y reprendiéndolo, dijo: “¿Ni siquiera temes tú a Dios a pesar de que estás bajo la misma condena?  Nosotros a la verdad, justamente, porque recibimos lo que merecemos por nuestros hechos; pero éste nada malo ha hecho.”  Y añadió: “Jesús, acuérdate de mí cuando vengas en Tu reino.” Entonces Jesús le dijo: “En verdad te digo: hoy estarás conmigo en el paraíso.”

Lucas 23:39-43 (NBLH)

Leer más

El misterio de Génesis 38

Si vamos leyendo secuencialmente el libro de Génesis, es inevitable llevarnos una sorpresa al llegar al capítulo 38. ¿Por qué están ese lugar si no tiene nada que ver con el relato? ¿Será que se equivocó Moisés al ponerlo en ese lugar? ¿O lo insertaron ahí posteriormente? Al menos para mí, este pasaje resultó siempre un misterio por la manera en que se ve interrumpida la historia de José, pero como sabemos, nada es casualidad dentro de los propósitos de Dios, y esto se da porque él quiere transmitirnos un mensaje importante con esta historia.

Leer más

Felices los Infelices

Bienaventurados los que lloran, porque ellos recibirán consolación.

Mateo 5:4 (RV60)

Para navidad, mi primo, Fede Sinopoli, me regaló el libro de John Stott llamado “El sermón del monte”, originalmente publicado como “Contracultura Cristiana”. Cómo lo indica su nuevo título, el libro es un comentario y estudio sobre quizas el sermón más comentado de la historia. Ha sido de gran bendición para mi vida y se los recomiendo. El sermón del monte nos muestra como debe ser un discípulo de Jesús. Pero quiero detenerme hoy en éste versículo en particular. Y lo quiero hacer porque a lo largo de esta semana, el Señor me fue hablando por distintos medios acerca él. Cómo la gran mayoría sabe, las bienaventuranzas son el comienzo del sermón del monte. Estas 8 promesas son la base sobre la cual se expone luego todo el sermón. Cada una de ellas debe estar presente en la vida del cristiano. Prestemos atención a lo que dice este pasaje. Básicamente podríamos decir que el pasaje nos dice “Sean felices los infelices”. La palabra bieanventuranza se refiere a la condición de una persona respecto de Dios, es decir, esa persona se encuentra bendita por Dios. La palabra original en griego también se refiere al estado de felicidad de la persona. Por lo que la bendición de parte de Dios produce la felicidad. Ahora, varias preguntas surgen de éste versículo ¿Por qué dice que los cristianos lloramos?¿Cómo podemos ser benditos por Dios mientras lloramos? Leer más