Los Proverbios no son Promesas

A veces, al leer la Biblia, no tenemos en consideración el tipo de texto que estamos leyendo. En su riqueza de escritura, en la Palabra de Dios podemos encontrar libros que están escrito en poesía, otros en forma de narración, otros como leyes, otros como cartas. Es decir, la variedad literaria que encontramos es muchísima, y a la hora de hacer nuestros estudios no podemos pasar por alto estas cosas. Por ejemplo, en una narración podemos encontrar ejemplos buenos y ejemplos malos; no todo lo que nos narran las historias indica cómo tenemos que comportarnos. Del mismo modo, debemos entender qué tipo de texto son los proverbios, de manera que podamos llegar a entender cuál es el mensaje que tienen para nuestras vidas.

En este artículo, vamos a analizar algunos versículos que suelen ser considerados como promesas de parte de Dios, cuando en realidad no lo son. Esto podemos llegar a entenderlo con sólo leer el propósito con el cual el autor escribió este libro…

Leer más

¿Qué son las doctrinas de demonios?

1 Timoteo 4:1-2 – El Espíritu dice claramente que en los últimos tiempos algunos se apartarán de la fe, prestando atención a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios, mediante la hipocresía de mentirosos que tienen cauterizada la conciencia. (NBLH)

En este pasaje, Pablo le escribe a Timoteo dándole una especial advertencia acerca de “las doctrinas de demonios”. Si bien en estos dos versículos encontramos muchas cosas dignas de analizar, en este caso quiero centrarme específicamente en esta frase. ¿A qué se refiere el apóstol? ¿Cuál es el punto? ¿Cómo puedo reconocerlas? Pues bien, de este texto surgen algunas pistas que nos van a ayudar a entender de qué se trata:

Leer más

Catecismos: Una práctica cristiana

¿Que son los catecismos? ¿Para qué nos sirven? Hoy en día no se usan en la mayoría de las iglesias y pocas veces escucho que se hablen de ellos para nada. Sin embargo, son muy útiles para la vida y el crecimiento tanto de cristianos nuevos como de cristianos más antiguos. Vamos a ver cómo estas herramientas nos ayudan en la carrera cristiana.  Leer más

El Dios que se revela a sus criaturas

Lectura: Salmo 19

Dios es un Dios que revela su poder, gloria y magnificencia como el Creador de los cielos y la Tierra

¿Alguna vez se pusieron a pensar que tan grande es la Tierra? ¿Qué tan grande es el sistema solar? ¿Cuántas estrellas hay en el Universo? La Tierra mide algo así como 12755,66 kilómetros de diámetro, lo que nos da una circunferencia de 40074,275 kilómetros. Si pusiéramos un Lego al lado del otro, necesitaríamos un poco menos menos de 13 mil millones de Legos para pegarle toda la vuelta a la tierra ¿Qué hay de las estrellas? ¡Se cree que en la sección del Universo que podemos observar tiene al menos 2 billones de galaxias! La Vía Láctea, la galaxia en la cual nuestro planeta se encuentra, tiene alrededor de 4 mil millones de estrellas y una de esas es nuestro Sol, que es 1.300.000 veces más grande que la Tierra. En fin, el Universo es ridículamente grande. También es cierto que la creación es muy hermosa. Nuestro querido planeta Tierra está lleno de sitios hermosos que al contemplarlos nos dejan totalmente maravillados. Mirar el cielo azul, al poderoso Sol que nos ilumina y nos da la energía que necesitamos para vivir; o las estrellas y la Luna que alumbran la noche. Todo es verdaderamente maravilloso.

Leer más

Sola Scriptura: La Biblia es la máxima autoridad para el creyente

Sola Scriptura es uno de los cinco principios o cinco solas de la Reforma Protestante. Significa “Sólo la Escritura” y dice que sólo la Biblia es la autoridad máxima a la cual el creyente puede apelar. Ella es la única regla de fe y conducta para el cristiano, ya que sólo ella es la Palabra de Dios. Este principio surgió como respuesta a la doctrina Católica Romana de que la autoridad máxima para el creyente es la Iglesia, que se reserva el derecho de interpretar las escrituras de acuerdo a la tradición y a la autoridad del Papa. Esta doctrina establece a la Tradición de la Iglesia Romana y a su gobernante, el Papa, al mismo nivel de autoridad que tiene la Palabra inspirada por Dios. Leer más

Yo Soy la vid verdadera

Juan 15:1-8 – »Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador. Toda rama que en mí no da fruto, la corta; pero toda rama que da fruto la poda para que dé más fruto todavía. Ustedes ya están limpios por la palabra que les he comunicado. Permanezcan en mí, y yo permaneceré en ustedes. Así como ninguna rama puede dar fruto por sí misma, sino que tiene que permanecer en la vid, así tampoco ustedes pueden dar fruto si no permanecen en mí.

»Yo soy la vid y ustedes son las ramas. El que permanece en mí, como yo en él, dará mucho fruto; separados de mí no pueden ustedes hacer nada. El que no permanece en mí es desechado y se seca, como las ramas que se recogen, se arrojan al fuego y se queman. Si permanecen en mí y mis palabras permanecen en ustedes, pidan lo que quieran, y se les concederá. Mi Padre es glorificado cuando ustedes dan mucho fruto y muestran así que son mis discípulos. (NVI)

Leer más

10 Errores cometidos al preparar una prédica

Así como sabemos que es fundamental transmitir correctamente el mensaje que Dios nos dé, también tiene relevancia la etapa previa a compartirlo. Es decir, el momento del armado, en el cual buscamos que sea una prédica que apunte directamente a las necesidades de la congregación, que pueden o no ser conocidas por nosotros, aunque sabemos que el Espíritu sí las conoce.

Como el predicar implica una gran responsabilidad, debemos esforzarnos por llegar de la forma adecuada a ese momento. Allí es donde entra en juego la dedicación previa que le demos a esta tarea. Por ello, quiero compartirte algunos errores cometidos habitualmente en el tiempo de preparación de una prédica…

Leer más

Una Cuestión de Supervivencia

¿Cuándo fue la última vez que comiste? ¿Hace un par de horas? ¿Hace 1 día? Apuesto que probablemente hayas estado muy ocupado. Quizás hayas trabajado 9 o 10 horas. Quizás fuiste al colegio y después fuiste a hacer alguna actividad extra curricular, como ingles, fútbol o natación. Nuestras vidas son muy vertiginosas en estos últimos días, y parecería que el tiempo no alcanza para nada. Pero hay algo que no podemos dejar de hacer: Comer. La comida es esencial para nuestra actividad diaria. Necesitamos comer entre 3 o 5 veces por día para tener las energías necesarias para llevar a cabo nuestra ocupada agenda ¿Alguna vez dejaste de comer por no tener tiempo? Es probable que alguna vez te hayas salteado una comida porque no podías llegar con una tarea o un estudio. Quizás hay días en los que no comes saludablemente, por el hecho de comer algo rápido para poder seguir trabajando. Pero en general, nos tomamos nuestro buen tiempo de comida durante todo el día, después de todo, el cuerpo lo necesita ¿Y qué hay de nuestra alma?¿Necesita ser alimentada? Miremos lo que dice la Biblia:

No sólo de pan vive el hombre, sino de todo lo que sale de la boca del SEÑOR

Deuteronomio 8:3b (NVI)

Leer más

13 Cosas que la Biblia no dice

A veces, en nuestras predicaciones hacemos referencia a ciertas cosas que en teoría están en la Biblia, pero que en realidad no es así. Terminamos haciendo nuestras propias asunciones, y nos alejamos de lo que la Palabra verdaderamente dice.

En este texto, vamos a ir viendo algunas creencias populares sobre ciertos pasajes que son mera invención humana.

Leer más

Legalistas contra Liberales

Hoy en día, gran parte de la iglesia (sobre todos las nuevas generaciones) entendió que el legalismo, que durante tantos años acompañó el caminar del pueblo de Dios, es un gran pecado. Si bien todavía sigue habiendo hermanos que caen en esto, la realidad es que en proporción, es mucho menor la cantidad de gente que comete esta falta. El legalismo tiene mucho que ver con lo que hacían los fariseos, de poner a la gente cargas que les resultaban difíciles e incluso imposibles de llevar. Ellos tomaban cada aspecto de la ley, y lo exageraban, haciendo que las personas tuvieran que cumplir con un montón de exigencias religiosas que poco tenían que ver con el tener comunión con Dios. En definitiva, este mismo legalismo es el que llevó a los fariseos a rechazar al Cristo cuando se presentó delante de sus propios ojos.

Leer más