Hasta que Cristo venga: Un llamado a las misiones

Marcos 13:32-33 – Pero de aquel día y de la hora nadie sabe, ni aun los ángeles que están en el cielo, ni el Hijo, sino el Padre. Mirad, velad y orad; porque no sabéis cuándo será el tiempo. (RVR)

Para entender a qué se refiere Jesús al decir estas palabras, es fundamental que, en primer lugar, analicemos cuál era la situación que se estaba dando. No faltaba mucho para que él fuera crucificado, y algunos de sus discípulos tenían curiosidad respecto a cómo iban a suceder las cosas que el anunciaba. Más específicamente, hablaban de la destrucción del templo de Jerusalén. Es entonces cuando el Señor comienza con su reconocido discurso del Monte de los Olivos, en el cual habla sobre la gran tribulación y sobre las señales del fin del mundo. Si aun hoy en día nos cuesta entender a qué se refieren todas las señales mencionadas en este pasaje, no me quiero imaginar lo que debe haber sido para Pedro, Santiago, Andrés y Juan…

Leer más