La vida es Cristo

Lectura: Filipenses 1:12-26

Los Filipenses, al enterarse de que Pablo estaba preso, enviaron a Epafrodito para saber cómo se encontraba y para llevarle la asistencia que requería. Es por eso que Pablo usa los siguientes párrafos de la carta para comentarles acerca de su situación en prisión. O al menos eso es lo que esperamos cuando leemos en el v. 12 “Quiero que sepan, hermanos”. Pero la realidad es otra. Pablo parece no hablar tanto de su propia situación, sino de la situación del evangelio. En estos párrafos vamos a encontrar grandes verdades acerca del fundamento en el cual el apóstol Pablo basaba toda su vida: El evangelio del Señor Jesús. Y a partir de eso, vamos a ver como nuestra vida debe estar centrada en el evangelio. Vamos a ver las consecuencias de centrar toda nuestra vida en el Cristo.

(más…)

1 Timoteo: Los problemas de la iglesia de Éfeso (1:3b-4)

1 Timoteo 1:3-4 – Tal como te rogué al salir para Macedonia que te quedaras en Efeso para que instruyeras a algunos que no enseñaran doctrinas extrañas, ni prestaran atención a mitos y genealogías interminables, lo que da lugar a discusiones inútiles en vez de hacer avanzar el plan de Dios que es por fe, así te encargo ahora. (NBLH)

(más…)

El Evangelio en la palma de tu mano

Es habitual que cuando tenemos que compartir el mensaje de salvación con alguien que conocemos, nos olvidemos de alguno de los puntos claves del mismo. El error más típico que se comete está relacionado con hablarle a la gente de que tiene que creer en la obra de Jesús para alcanzar salvación, pero nunca les explicamos de qué necesitan ser salvados. Es decir, les presentamos al salvador, pero olvidamos mencionar el problema del pecado. Si una persona se considera buena y no llega a entender que está apartada de Dios, no le encontrará sentido a su necesidad de creer en Cristo. De igual manera, sería un error terrible decirle a las persona que están apartadas de Dios por su pecado, pero nunca presentarles la perfecta obra redentora llevada a cabo por nuestro Señor. También es posible que hablemos tanto del pecado como de Jesús, aunque no hacemos ninguna referencia al crecimiento y a la santificación que vienen después de haber nacido de nuevo.

Considerando estas cosas, quiero presentarte una forma práctica de recordar cada uno de los puntos importantes del mensaje de salvación, de manera que puedas ordenarte y no olvidarte de ninguno de ellos cuando tengas la posibilidad de predicarle el Evangelio a alguien que no cree. El ayuda memoria lo vas a poder llevar a todos lados, ya que va a estar siempre ubicado en tu mano.

(más…)

La Incredulidad de Nazaret

Lectura: Mateo 13:53-58

Contexto

Luego de que Jesús enseñara las parábolas acerca del reino de los cielos, volvió a su pueblo, es decir, a Nazaret. Allí comienza a enseñar en las sinagogas.

(más…)

Una Amistad Centrada en el Evangelio

¿Cómo debe ser la amistad entre dos cristianos? ¿Debemos ser amigos con todos los miembros de nuestra congregación? ¿Qué clase de amigos debemos tener? Estas son algunas de las preguntas que nos hacemos cuando evaluamos nuestras amistades. Sin dudas, Dios creo al hombre para vivir en sociedad. Al relacionarnos con otros seres humanos, tendemos a formar vínculos de amistad con personas a lo largo de nuestra vida. Hay un sentimiento muy noble detrás de la amistad: El hecho de invertir nuestro tiempo en otras personas, de estar para compartir buenos y malos momentos juntos, etc.. Incluso en la Biblia, vemos que se habla muy bien de los amigos. Todos conocemos el famoso pasaje de proverbios acerca de la amistad:

(más…)

El Evangelio y la Homosexualidad

A veces me preguntan a los cristianos “¿Qué tienen en contra del sexo?” o “¿Por qué se obsesionan con la sexualidad?”. Nos acusan de obsesionarnos con el sexo. Pero no creo que la acusación sea cierta. Lo que creo es que la sociedad está obsesionada con el sexo y por lo tanto, cuando uno opina de sexo, desde un punto de vista cristiano, lo ve como un ataque a lo que se define como bien o mal. Los cristianos estamos llamados a anunciar el evangelio, no a opinar sobre la vida sexual de los demás. El problema es que el pecado se manifiesta en las distintas áreas de la vida del ser humano, y en nuestra sociedad se está manifestando de forma muy evidente en el sexo. Hemos hecho del sexo un dios y nuestros impulsos sexuales son los sacramentos.

(más…)

La justicia de Dios revelada en el evangelio

De hecho, en el evangelio se revela la justicia que proviene de Dios, la cual es por fe de principio a fin, tal como está escrito: «El justo vivirá por la fe.»

Romanos 1:17 (NVI)

Había un pasaje de la Biblia que no dejaba dormir a Martín Lutero. Ese pasaje era Romanos 1:17. Antes de convertirse, Martín era un monje católico romano de la orden de San Agustín. El estaba estudiando la carta del apóstol Pablo a los romanos porque tenía que enseñarla en el seminario. Pero al llegar a este pasaje, su cuerpo temblaba y su corazón se estremecía.

(más…)

¿Avergonzados del Evangelio?

A la verdad, no me avergüenzo del evangelio, pues es poder de Dios para la salvación de todos los que creen: de los judíos primeramente, pero también de los gentiles.

Romanos 1:16(NVI)

La vergüenza del evangelio

Retomando nuestro estudio de Romanos, en el versículo 16, Pablo dice que no se avergüenza del evangelio ¿Por qué debería? Si una persona dice que no se averguenza de algo, es porque al menos fue tentado a ser avergonzado por ello. Lo cierto es que hay razones por las cuales podemos ser avergonzados por el evangelio que predicamos.

(más…)

La Deuda del Apóstol Pablo

12 mejor dicho, para que unos a otros nos animemos con la fe que compartimos. 13 Quiero que sepan, hermanos, que aunque hasta ahora no he podido visitarlos, muchas veces me he propuesto hacerlo, para recoger algún fruto entre ustedes, tal como lo he recogido entre las otras naciones.

14 Estoy en deuda con todos, sean cultos o incultos, instruidos o ignorantes. 15 De allí mi gran anhelo de predicarles el evangelio también a ustedes que están en Roma.

Romanos 1:12-15 (NVI)

Pablo tenía muchos deseos de poder ir a visitar a los romanos, ya que no los conocía y sentía una obligación hacia ellos(Romanos 1:14-15). Después de todo, él había sido designado por el mismísimo Señor Jesús como apóstol de los gentiles. Pero Roma no era un lugar muy cercano y Pablo había estado muy ocupado evangelizando Asia y Macedonia, que eran más cercanas a su base, la Iglesia en Antioquía. (más…)