¿Morará Dios con los hombres en la tierra?

Pero, ¿morará verdaderamente Dios con los hombres en la tierra? Si los cielos y los cielos de los cielos no Te pueden contener, cuánto menos esta casa que yo he edificado.
2 Crónicas 6:18 (NBLH)

Leer más

¿A quién le hablamos cuando oramos?

Esta pregunta puede parecer una completa obviedad. O sea, no hay mucho que pensar; está claro que orar es hablar con Dios. ¿Quién podría dudar de eso? El punto de mi pregunta es, siendo más específico, a qué persona de la Trinidad le hablamos cuando estamos en oración; acá es donde la cosa empieza complicarse. ¿La Biblia dice algo al respecto? ¿Hay un rol asignado para cada una de las personas de la Trinidad en nuestras oraciones? Me sucede que habitualmente escucho que en una misma oración por momentos se la habla al Padre, por momentos a Jesús y por momentos al Espíritu Santo (por no contar los que cometen el error de usar las oraciones para hablar a los hermanos; podés leer más de esto acá). ¿Tenemos alguna referencia al respecto? Vamos a analizarlo…

Leer más

Escribiendo Sinfonías

El otro día, navegando por Internet, me encontré con un video de una de las sinfonías de Beethoven que me llamó la atención. Éste mostraba por medio de un gráfico de barras, como si fuera una línea de tiempo, la forma y el instante en el que cada uno de los instrumentos iban tocando. Es así como, inesperadamente, ya que la música es un tema del cual no conozco demasiado, el Señor trajo un nuevo mensaje a mi vida mediante un interrogante: ¿Qué tal si cada uno de nosotros somos unos de esos instrumentos?

Leer más

La Santificación: ¿Responsabilidad nuestra o de Dios?

Últimamente venía preguntándome: ¿Cómo es que yo puedo santificarme?¿La santificación no es la obra del Espíritu Santo?¿Es una actividad consciente o es algo que va a ir pasando sólo a medida que leo la Palabra y paso más tiempo en oración? Cuando tengo dudas acerca de la santificación y la lucha interna entre la naturaleza pecaminosa (la carne) y el Espíritu, siempre vuelvo a leer Romanos 7 y 8. Allí encontré este pasaje:

Por tanto, hermanos, tenemos una obligación, pero no es la de vivir conforme a la naturaleza pecaminosa.  Porque si ustedes viven conforme a ella, morirán; pero si por medio del Espíritu dan muerte a los malos hábitos del cuerpo, vivirán. Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios son hijos de Dios.  Y ustedes no recibieron un espíritu que de nuevo los esclavice al miedo, sino el Espíritu que los adopta como hijos y les permite clamar: «¡ Abba! ¡Padre!»

Romanos 8:12-15 (NVI)

Leer más

No Perdamos de Vista Nuestra Conducta

Hoy tuvimos la cena del Señor en Asamblea Cristiana y, durante el mensaje que trajo el pastor Daniel Grasso, Dios me recordó algo importante:

 Deja que el malo siga haciendo el mal y que el vil siga envileciéndose; deja que el justo siga practicando la justicia y que el santo siga santificándose (Apocalipsis 22:11 NVI)

Soy una persona muy práctica. Todo el tiempo me enfoco en hacer. No creo que sea algo malo. Pero creo que se convierte en algo malo cuando por hacer descuido otras áreas de mi vida y mi discipulado, como por ejemplo, la santidad.

Leer más