Héroes Anónimos: El Paje de Armas de Jonatán

Desde el final del período de los jueces, allá por el 1100 AC, los israelitas habían encontrado a un enemigo que les estaba causando grandes dificultades: Los filisteos. Ellos eran un pueblo vecino, que durante los tiempos de Jefté y Sansón habían comenzado a invadir diversas regiones de Palestina, oprimiéndolos y robándoles recursos. Además, habían dejado a toda la nación completamente desarmada; sólo Saúl y Jonatán tenían espada (1 Sa 13:22). En medio de este contexto, encontramos la historia de un hombre que suele ser pasado por alto por todos nosotros. De hecho, ni siquiera sabemos su nombre, aunque por medio de esta historia bien puede ser considerado un héroe anónimo. Él es el paje de armas de Jonatán.

(más…)

¿La mujer se salvará engendrando hijos?

En la Biblia encontramos varios pasajes que nos asustan al leerlos sin analizarlos demasiado. En estos casos suele pasar que el mensaje más claro que encontramos, con una lectura superficial del texto, es una completa herejía en el contexto del resto de la Palabra. Es por ello que debemos ir más profundo en estos versículos, de manera que podamos entender cuál es el significado que el autor intentaba transmitir. Un claro ejemplo de textos de este tipo lo tenemos cuando Pablo le escribe su primera carta a Timoteo, dándole diferentes instrucciones para su trabajo como pastor en la iglesia de Éfeso. Lo que encontramos es que, luego de sus luchas por afirmar y reafirmar la salvación por gracia por medio de la fe, el apóstol viene y nos dice que las mujeres se van a salvar engendrando hijos. O sea, ¿la salvación es por obras? ¿Qué pasa con las mujeres que no pueden tener hijos? ¿Se puede ser salvo aparte de la obra de Cristo en la cruz? ¿Qué quiere decir Pablo? Siendo que el apóstol escribió inspirado por el Espíritu, algún motivo tendría para poner esto; veámoslo…

1 Timoteo 2:14-15 – Y Adán no fue el engañado, sino que la mujer, siendo engañada completamente, cayó en transgresión. Pero se salvará engendrando hijos, si permanece en fe, amor y santidad, con modestia.

(más…)

Sola Fide: Justificados por la fe

Uno de los grandes pilares que motivó la reforma fue justamente la fe. Esto resultó crucial para que Lutero abriera los ojos de su entendimiento para darse cuenta que el hombre no debe aportar obras para poder alcanzar la salvación, sino que somos justificados sólo por nuestra fe en Jesús. Si nos ponemos en el contexto de aquella época, es importante que entendamos que la iglesia era diferente a lo que vemos hoy en día. En aquel tiempo, las autoridades de la iglesia romana se constituían dispensadores de la salvación. Es decir, no bastaba sólo con creer; también era necesario obedecer lo que la iglesia ordenaba, y para mantener la salvación se requerían ciertos sacramentos, ritos y obras. De hecho, en muchos casos, las personas tenían que pagar para que le fuera concedido el perdón de sus pecados. De igual manera, los líderes de la iglesia romana decían que lo que se necesitaba para que un pariente fallecido pasara del purgatorio al cielo era simplemente el ruidito de unas monedas entregadas a la iglesia.

El tema de las indulgencias fue clave para que Lutero empezara a dudar del Papa y de las creencias romanas en general, lo que lo llevaría a iniciar la reforma prostestante. La salvación es únicamente por fe, y no es ninguna obra requerida para que seamos justificados.

(más…)

¿Por qué a Dios no le agradó la ofrenda de Caín?

Hay algo que me trajo dudas durante mucho tiempo, y me costó bastante llegar a entender. ¿Por qué la ofrenda de Caín fue rechazada? ¿Qué diferencia había con la de Abel? ¿No parece injusto este trato? Leí varios comentarios al respecto, y si bien muchos intentaban acercarse a una explicación que resultara razonable, la realidad es que ninguna terminaba de satisfacerme. Es como que tenían algo de sentido, pero aun así sentía que tendría que haber algo más. Finalmente, la respuesta me la dio la misma Biblia. Veamos este pasaje…

Génesis 4:3-5 – Al transcurrir el tiempo, Caín trajo al Señor una ofrenda del fruto de la tierra. También Abel, por su parte, trajo de los primogénitos de sus ovejas y de la grasa de los mismos. El Señor miró con agrado a Abel y su ofrenda, pero no miró con agrado a Caín y su ofrenda. Caín se enojó mucho y su semblante se demudó. (NBLH)

(más…)

¿Qué significa caminar con Dios?

A la hora de pensar en el significado de caminar con Dios, una de las primeras palabras que suele venirse a nuestra mente es la “fe”. Ella constituye un elemento troncal en nuestra vida como cristianos, y la tenemos como una de las partes fundamentales del fruto del Espíritu. Sabemos que la fe es necesaria, sí, aunque quizás nos cueste definir con claridad lo que ella representa. Si alguien viene y te pregunta qué es la fe, tu respuesta casi con seguridad vendrá por este lado:

Hebreos 11:1-2 –Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. Porque por ella alcanzaron buen testimonio los antiguos. (RVR)

(más…)

Héroes Anónimos: Los Espías de Jericó

Con este artículo vamos a estar arrancando una serie que nos va a permitir ir descubriendo a lo largo de toda la Biblia a un grupo de personas a quienes podríamos considerar “héroes anónimos”. En general no sabemos demasiado sobre ellos, y son personajes que aparecen únicamente en algún episodio particular. Sin embargo, aunque sus nombres y muchas de las características de sus vidas nos sean desconocidas, supieron mostrar su fidelidad para con Dios en momentos oportunos, dejando así su huella en la historia.

(más…)

La justicia de Dios revelada en el evangelio

De hecho, en el evangelio se revela la justicia que proviene de Dios, la cual es por fe de principio a fin, tal como está escrito: «El justo vivirá por la fe.»

Romanos 1:17 (NVI)

Había un pasaje de la Biblia que no dejaba dormir a Martín Lutero. Ese pasaje era Romanos 1:17. Antes de convertirse, Martín era un monje católico romano de la orden de San Agustín. El estaba estudiando la carta del apóstol Pablo a los romanos porque tenía que enseñarla en el seminario. Pero al llegar a este pasaje, su cuerpo temblaba y su corazón se estremecía.

(más…)

¿Tenemos que ser perfectos?

Hace unos días, una amiga se me acercó con una pregunta: ¿Como cristianos tenemos que ser perfectos? El contexto en el que le surgió esta duda fue mientras ella investigaba sobre los mormones, quienes se basan en el versículo de Mateo 5:48 para afirmar que ellos deben ser perfectos.

(más…)

El poder de Cristo sobre la muerte

18 Mientras él les decía esto, un dirigente judío llegó, se arrodilló delante de él y le dijo:

—Mi hija acaba de morir. Pero ven y pon tu mano sobre ella, y vivirá.

19 Jesús se levantó y fue con él, acompañado de sus discípulos. 20 En esto, una mujer que hacía doce años padecía de hemorragias se le acercó por detrás y le tocó el borde del manto. 21 Pensaba: «Si al menos logro tocar su manto, quedaré sana.» 22 Jesús se dio vuelta, la vio y le dijo:

—¡Ánimo, hija! Tu fe te ha sanado.

Y la mujer quedó sana en aquel momento.

23 Cuando Jesús entró en la casa del dirigente y vio a los flautistas y el alboroto de la gente, 24 les dijo:

—Váyanse. La niña no está muerta sino dormida.

Entonces empezaron a burlarse de él. 25 Pero cuando se les hizo salir, entró él, tomó de la mano a la niña, y ésta se levantó. 26 La noticia se divulgó por toda aquella región.

Mateo 9:18-26 (NVI)

Vivimos en un mundo dominado por la tragedia y la muerte. Todos nosotros inevitablemente vamos a morir algún día. Nuestras vidas son marcadas por estos trágicos hechos ¿Por qué es que la muerte nos parece tan mala y triste?¿No es parte del ciclo natural de la vida? ¿Por qué nos resulta tan trágica y hasta innatural? Cada vez que vemos u oímos acerca de una muerte, recordamos poder del pecado y el juicio de Dios sobre nuestras vidas. El Antiguo Testamento nos enseña que Dios, quien es Todopoderoso, Santo, Justo, bondadoso y amoroso creó el universo y todo lo que hay en él. Y todo lo que creó era bueno (Génesis 1:31). No había muerte en el mundo. Creó al hombre para que gobierne la creación y lo represente. Pero el hombre pecó y a partir de ese momento la Tierra cayó bajo maldición. Un Dios Santo no puede convivir con el pecado. Hemos tenido la audacia de desafiar su autoridad y hemos rechazado su amor y su bendición al decirle que nuestros caminos son mejores que los de Él. Al hacerlo, hemos declarado nuestra propia sentencia de muerte. La paga del pecado es muerte(Romanos 6:23). Pero Dios, en su infinito amor, también planificó un medio por el cual su creación iba a ser redimida. Escogió al pueblo de Israel y por medio de los profetas anunció a Aquel que un día revertiría la maldición.

(más…)

Discípulos Verdaderos y Discípulos Falsos

Juan 15:5-6 –  »Yo soy la vid y ustedes son las ramas. El que permanece en mí, como yo en él, dará mucho fruto; separados de mí no pueden ustedes hacer nada. El que no permanece en mí es desechado y se seca, como las ramas que se recogen, se arrojan al fuego y se queman. (NVI)

En este pasaje del evangelio de Juan, nos encontramos a Jesús dando una enseñanza sobre la importancia de permanecer en él para ser verdaderamente discípulos suyos, y dar así mucho fruto. El Señor hace una importante declaración: no todos los que creen ser sus seguidores lo son verdaderamente. Hay quienes dicen estar aferrados a Jesús, que es la vid verdadera, pero en realidad no están unidos a él, por lo que no reciben los nutrientes necesarios para dar fruto, y terminan siendo ramas que se secan y se descartan.

(más…)