¿Morará Dios con los hombres en la tierra?

Pero, ¿morará verdaderamente Dios con los hombres en la tierra? Si los cielos y los cielos de los cielos no Te pueden contener, cuánto menos esta casa que yo he edificado.
2 Crónicas 6:18 (NBLH)

Leer más

Desde la cruz: “Tengo sed”

Una de las últimas frases dichas por Jesús tiene que ver con una de las necesidades humanas más básicas como lo es la sed. En concreto, sólo dos frases fueron dichas después de ésta y tienen que ver con cosas gloriosas como la consumación de su obra y la entrega final de su espíritu. Lo que me llama la atención es cómo, en un momento tan crucial de su ministerio, nuestro Señor estaba pensando en que estaba sediento. ¿Qué nos quiere decir con esto? ¿Hay algo que nos estamos perdiendo? Veámoslo…

Leer más

Las 3 genealogías de Jesús

Tres de los cuatro Evangelios comienzan con genealogías de Cristo, con el propósito de ayudarnos a entender un aspecto diferente de la persona de nuestro Señor. Esto tiene que ver con el público al que va dirigido cada uno de ellos, aunque también con la finalidad de dejarnos a nosotros el conocimiento de quién es aquel que murió para que alcancemos salvación.

Leer más

1 Timoteo: La oración como prioridad (2:1-8)

1 Exhorto, pues, ante todo que se hagan plegarias, oraciones, peticiones y acciones de gracias por todos los hombres, 2 por los reyes y por todos los que están en autoridad, para que podamos vivir una vida tranquila y sosegada con toda piedad y dignidad. 3 Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador, 4 el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al pleno conocimiento de la verdad.

5 Porque hay un solo Dios, y también un solo Mediador entre Dios y los hombres, Cristo Jesús hombre, 6 quien Se dio a sí mismo en rescate por todos, testimonio dado a su debido tiempo. 7 Y para esto yo fui constituido predicador y apóstol, (digo la verdad en Cristo, no miento), como maestro de los Gentiles en fe y verdad. 8 Por tanto, quiero que en todo lugar los hombres oren levantando manos santas, sin ira ni discusiones.

1 Timoteo 2:1-8 (NBLH)

Leer más