Antes de que Abraham fuera, Yo Soy

Una vez más, como sucedía con demasiada frecuencia en ese tiempo, nos encontramos a Jesús en una disputa abierta con los judíos. Luego de pasar por el monte de los Olivos, el Señor regresó al templo y continuó enseñando a los que allí estaban. Fue entonces cuando los fariseos y escribas llevaron ante él a una mujer sorprendida en adulterio. En ese momento empezarían una larga discusión, en la cual Jesús era acusado, pero respondía con firmeza a cada comentario realizado en su contra. En la medida que fue avanzando el tiempo, la cosa estaba cada vez más lejos de solucionarse. Los judíos lo veían como un hereje y ya no estaban dispuestos a seguir aguantando sus dichos. ¡Querían matarlo!

En este pasaje que vamos a analizar, encontramos cómo llega todo al punto cúlmine. Estaba todo tan tenso, hasta que llegó el momento que se produjo la ruptura definitiva; el vaso desbordó por completo. ¿Qué fue lo que causó esto? Veámoslo…

(más…)