¿Destinados al Éxito?

Hoy en día, como cristianos, tenemos un poco distorsionado el concepto de éxito. Hay muchos autores de libros y predicadores que asocian el éxito en nuestra vida con el cumplir nuestros sueños o el tener ciertas posesiones. La realidad es que esto está totalmente alejado de lo que la Biblia enseña… tener éxito como hijos de Dios no es cumplir nuestros propios sueños, sino el propósito de nuestro Padre para nuestras vidas. Tenemos que tener en claro que, para nosotros, el concepto de éxito es diferente al que tiene la gente del mundo. No se trata de tener una buena posición social, un título universitario o un alto rango en un trabajo, sino de llevar una vida de obediencia a Dios.

En este artículo, quiero que analicemos juntos la historia de un hombre que podría considerarse exitoso a los ojos del mundo, y que alcanzó una posición de privilegio y poder. Sin embargo, su vida estaba fuera de la voluntad de Dios. Ese muchacho hizo grandes tesoros en la tierra, pero todo eso resultaba vano al momento de encontrarnos con el Señor.

Leer más