Uno Para Que el Mundo Crea

¿Te acordás de la gran comisión? Jesús resucita, y en el monte de Galilea se aparece a sus discípulos y les dice:

Por lo tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Enseñen a los nuevos discípulos a obedecer todos los mandatos que les he dado. Y tengan por seguro esto: que estoy con ustedes siempre, hasta el fin de los tiempos (Mateo 28:19-20 NTV)

No me quiero detener en la gran comisión como objeto de análisis (para saber más, visitá nuestro post “Analicemos la gran comisión“) sino sólo tomar las dos palabras claves: “vayan” y “hagan”. En otra versión es “id” y “haced”. Y se me ocurrió que podríamos hacer un paralelismo con la oración que Jesús que, tiempo antes de haber dicho esto, tuvo con Dios. Antes de ser crucificado Jesús eleva su mirada al cielo, como cuando uno busca a Dios, como cuando uno siente una carga más dura de la que puede llevar y se dispone a una oración que deja una huella en la historia. De las más lindas oraciones de toda la biblia. (Si querés conocer más puedes visitar nuestro análisis básico “La oración de Jesús”) (más…)

Analicemos la Gran Comisión

smallgroupJesús le dejó una misión a sus discípulos. La misión es hacer discípulos de todas las naciones. Vamos a leerlo para poder analizar un poco de que se trata la gran comisión:

Jesús se acercó entonces a ellos y les dijo:

—Se me ha dado toda autoridad en el cielo y en la tierra. Por tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a obedecer todo lo que les he mandado a ustedes. Y les aseguro que estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo. (Mateo 28:18-20 NVI)

(más…)