Pequé, ¿Y ahora qué?

¿Y ahora qué sigue? ¿Qué piensa Dios? ¿Por qué justo a mí?
Estas preguntas vinieron a mi mente muchas veces, luego de caídas o simplemente por darme cuenta de mi naturaleza pecadora. Espero que Dios traiga paz a tu vida por medio de mis palabras y que pueda restaurar tu corazón para que puedas seguir conociendo y profundizando tu relación personal con Él.

Leer más