La Santificación: ¿Responsabilidad nuestra o de Dios?

Últimamente venía preguntándome: ¿Cómo es que yo puedo santificarme?¿La santificación no es la obra del Espíritu Santo?¿Es una actividad consciente o es algo que va a ir pasando sólo a medida que leo la Palabra y paso más tiempo en oración? Cuando tengo dudas acerca de la santificación y la lucha interna entre la naturaleza pecaminosa (la carne) y el Espíritu, siempre vuelvo a leer Romanos 7 y 8. Allí encontré este pasaje:

Por tanto, hermanos, tenemos una obligación, pero no es la de vivir conforme a la naturaleza pecaminosa.  Porque si ustedes viven conforme a ella, morirán; pero si por medio del Espíritu dan muerte a los malos hábitos del cuerpo, vivirán. Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios son hijos de Dios.  Y ustedes no recibieron un espíritu que de nuevo los esclavice al miedo, sino el Espíritu que los adopta como hijos y les permite clamar: «¡ Abba! ¡Padre!»

Romanos 8:12-15 (NVI)

(más…)