¡Disfruta del Señor!

Deléitate en el SEÑOR,
    y él te concederá los deseos de tu corazón.

Salmo 37:4 (NVI)

Uno de los versos más conocidos de toda la Biblia, que hasta hemos convertido en canción. Este es un hermoso salmo y sería muy bueno que podamos adoptarlo como una de nuestras oraciones cotidianas. Pero esta pequeña frase no deja de tener sus misterios ¿Cómo podemos deleitarnos en el Señor?¿Qué son los deseos de nuestro corazón?

Leer más