La exigencia de la Santidad

Hace unos días fui llamado “exigente” por algunas opiniones que di respecto a la necesidad de santificarnos. En el momento accedí a reconocer que estaba siendo muy exigente. Pero esta palabra quedó dando vueltas en mi cabeza. Mientras leía y meditaba en las Escrituras, me puse a pensar: ¿Es cierto que fui exigente? ¿Por qué lo hice? ¿De dónde vino mi exigencia?

(más…)

Cuando no puedo orar: Parte 1

No hay forma de enfatizar cuán importante es la oración para la vida de los creyentes, para los matrimonios, para la Iglesia y para la expansión del Reino de los Cielos. Ahora, ¿qué pasa cuando no sentimos el deseo de orar? ¿Qué podemos hacer si nos cuesta concentrarnos cuando oramos? ¿Qué consecuencias puede traer la falta de oración? Es común que en nuestro ámbito nos encontremos con gente que nos dice que les cuesta leer la Biblia, pero jamas me encontré con alguien que me diga “me cuesta orar” o “no cambia nada cuando oro”; pareciera que todos lo hacemos perfectamente. Sin embargo, muchas veces esto sucede porque nos acostumbramos a una forma de oración repetitiva, que se adapta a la rutina diaria, y no a la experiencia sobrenatural de hablar con Dios, que es capaz de cambiar al mundo.  (más…)

Armémonos de este pensamiento

Quiero hablar de 1 Pedro 4:1-6. Esta porción de las escritura nos habla de armarnos, preparamos con un pensamiento, para poder terminar con el pecado, vivir en santidad y predicar el evangelio. (más…)

Catecismos: Una práctica cristiana

¿Que son los catecismos? ¿Para qué nos sirven? Hoy en día no se usan en la mayoría de las iglesias y pocas veces escucho que se hablen de ellos para nada. Sin embargo, son muy útiles para la vida y el crecimiento tanto de cristianos nuevos como de cristianos más antiguos. Vamos a ver cómo estas herramientas nos ayudan en la carrera cristiana.  (más…)

¿Puedo estar seguro de mi salvación?

Hoy vamos a reflexionar acerca de un asunto muy común para los cristianos, es la Seguridad de su salvación.
Estoy seguro que no soy el único que se hizo alguna de las siguientes preguntas:

  • ¿Cómo puede ser que sigo pecando a pesar de ser salvo?
  • ¿Podrá Dios perdonarme? 
  • Si hoy muero, ¿dónde voy a pasar la eternidad?

Muy a menudo, venían este tipo de preguntas a mi cabeza. A pesar de haberme criado en una familia cristiana, haber ido a la iglesia desde muy pequeño, todavía me sentía inseguro sobre ciertos aspectos de mi vida cristiana. En ese momento me di cuenta que las respuestas a todas mis preguntas, siempre estuvieron enfrente mío, en la Palabra de Dios. Mi deseo es que usted pueda sentir la seguridad de su salvación, y si todavía no conoció a Dios de forma personal, mi deseo es que esto pueda ayudarlo a tener un encuentro con Él.

(más…)

Si tu grupo de WhatsApp te es ocasión de caer ¡Salí de él!

Resulta difícil pensar que haya alguien que esté usando internet para leer este blog y no sepa lo que es WhatsApp. Aquella aplicación que se ha convertido en el estándar de facto para todas nuestras telecomunicaciones personales desde hace ya algunos años. Su fácil instalación y su gran idea de no tener que crear cuentas y agregar a nuestros contactos por nuestra propia cuenta la hicieron posicionarse rápidamente como la aplicación de mensajería instantánea más utilizada.

(más…)

Yo Soy la vid verdadera

Juan 15:1-8 – »Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador. Toda rama que en mí no da fruto, la corta; pero toda rama que da fruto la poda para que dé más fruto todavía. Ustedes ya están limpios por la palabra que les he comunicado. Permanezcan en mí, y yo permaneceré en ustedes. Así como ninguna rama puede dar fruto por sí misma, sino que tiene que permanecer en la vid, así tampoco ustedes pueden dar fruto si no permanecen en mí.

»Yo soy la vid y ustedes son las ramas. El que permanece en mí, como yo en él, dará mucho fruto; separados de mí no pueden ustedes hacer nada. El que no permanece en mí es desechado y se seca, como las ramas que se recogen, se arrojan al fuego y se queman. Si permanecen en mí y mis palabras permanecen en ustedes, pidan lo que quieran, y se les concederá. Mi Padre es glorificado cuando ustedes dan mucho fruto y muestran así que son mis discípulos. (NVI)

(más…)

Yo Soy la Puerta de las Ovejas

Juan 10:7-10 – Por eso volvió a decirles: «Ciertamente les aseguro que yo soy la puerta de las ovejas. Todos los que vinieron antes de mí eran unos ladrones y unos bandidos, pero las ovejas no les hicieron caso. Yo soy la puerta; el que entre por esta puerta, que soy yo, será salvo. Se moverá con entera libertad, y hallará pastos. El ladrón no viene más que a robar, matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y la tengan en abundancia.

(más…)

¿Tenemos que ser perfectos?

Hace unos días, una amiga se me acercó con una pregunta: ¿Como cristianos tenemos que ser perfectos? El contexto en el que le surgió esta duda fue mientras ella investigaba sobre los mormones, quienes se basan en el versículo de Mateo 5:48 para afirmar que ellos deben ser perfectos.

(más…)

Una Generación que Busca su Rostro

Me gusta mucho la música. Para ser honestos, me la paso escuchando música. Sea mientras trabajo, mientras estudio, mientras leo la Biblia, o haciendo cualquier otra cosa. Últimamente, tuve la posibilidad de descubrir muchas bandas cristianas, sobre todo en inglés, cuyas canciones fueron y son de mucha bendición para mi vida. Una de ellas es Kutless. En esta ocasión, quiero hablarles sobre una canción de ellos, que lleva el nombre “Give us clean hands”, la cual me permitió descubrir un hermoso pasaje del Salmo 24, que ahora voy a compartir con ustedes:

Salmos 24:3-6 – ¿Quién puede subir al monte del Señor? ¿Quién puede estar en su lugar santo? Sólo el de manos limpias y corazón puro, el que no adora ídolos vanos ni jura por dioses falsos. Quien es así recibe bendiciones del Señor; Dios su Salvador le hará justicia. Tal es la generación de los que a ti acuden, de los que buscan tu rostro, oh Dios de Jacob. (NVI)

(más…)