¿Pues qué, si viereis?

Mientras vivimos y caminamos en Dios, Él nos va a decir, las cosas que debemos cambiar y la manera en la que debemos andar para poder crecer mas y mas en Él. Pero, ¿qué pasa cuando creemos que es difícil? ¿Y cuando creemos que el camino es duro? ¿Qué pasa si pienso en abandonar todo?

Les invito a que lean Juan 6:60-71  Leer más

La Deuda del Apóstol Pablo

12 mejor dicho, para que unos a otros nos animemos con la fe que compartimos. 13 Quiero que sepan, hermanos, que aunque hasta ahora no he podido visitarlos, muchas veces me he propuesto hacerlo, para recoger algún fruto entre ustedes, tal como lo he recogido entre las otras naciones.

14 Estoy en deuda con todos, sean cultos o incultos, instruidos o ignorantes. 15 De allí mi gran anhelo de predicarles el evangelio también a ustedes que están en Roma.

Romanos 1:12-15 (NVI)

Pablo tenía muchos deseos de poder ir a visitar a los romanos, ya que no los conocía y sentía una obligación hacia ellos(Romanos 1:14-15). Después de todo, él había sido designado por el mismísimo Señor Jesús como apóstol de los gentiles. Pero Roma no era un lugar muy cercano y Pablo había estado muy ocupado evangelizando Asia y Macedonia, que eran más cercanas a su base, la Iglesia en Antioquía. Leer más

Nehemías: Manos a la Obra

Dejamos la historia cuando Dios tocó el corazón del rey Artajerjes para que permitiera a Nehemías volver a Jerusalén y reconstruir la muralla (Nehemías 2:4-8). En todo esto Nehemías reconoció que tenía el favor de Dios y la soberanía de Dios sobre el rey de Persia (2:4-8). La tarea no iba a ser sencilla, ya que muralla se encontraba destruida, pero con la ayuda de Dios, se propusieron a construir.

Leer más

Bellas Oportunidades de Demostrar Amor a Dios

amor¡Qué bello es el amor! Nos hace hacer cosas que no imaginamos por otra persona. Es la única fuerza en este mundo que puede hacer que nos olvidemos un poco de nosotros mismos y preocuparnos por alguien más. Llegamos al punto de dar la misma vida por aquel ser amado. Mucho más bello es cuando ese amor es correspondido.  Así, Jesús nos amó a todos. Puso su vida por mi y por cada ser humano que hay en esta Tierra y lo hizo sólo por amor. No estimó su divinidad como algo a que aferrarse para no ayudarnos. Él vino al mundo y derramó su sangre en el monte calvario para que esa sangre inocente pague la deuda de nuestras rebeliones contra Dios.

Cuando pienso en esto, enseguida viene a mi un pensamiento ¿Correspondo yo con mi amor a Jesús? ¿Cómo puedo amar a alguien a quien no veo? ¿Cómo puedo demostrarle mi amor? Leer más